1963 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 2.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only. For other comments please use our FaceBook Page

el primer cliente by juampa


En el 2013 trabajaba en una empresa de telefonía celular en la ciudad de Buenos Aires ( para quien conoce, cerca de la Plaza de los Congresos ).
Todos los mediodías salíamos a almorzar con tres compañeros al boliche de Antonio, un gallego bárbaro que preparaba unas comidas caseras espectaculares.
Junto al boliche había una vieja peluquería de esas bien buchonas en las que , a través de grandes ventanas se podía observar todo el interior que sin ser muy amplio dejaba ver un sillón antiquísimo , unas sillas de espera , un gran espejo y el clásico mueble con cajoneras. En verdad parecía de principios de siglo , al igual que el viejo peluquero que siempre esperaba la llegada de algún cliente.
Nosotros hacíamos bromas acerca de quien se animaría a cortarse el pelo allí donde suponíamos nunca había entrado nadie.
Llegado el verano yo estaba preparando mis vacaciones.Era el primer año donde tendría un mes de descanso. El último viernes de trabajo aún me faltaban cosas por resolver ya que salía de viaje en la madrugada del sábado. Una de ellas era recortar mi cabello por lo tanto, para no perder tiempo a la salida les comenté a los muchachos que no saldría a comer ese mediodía porque me iría a cortar el pelo. Todos pusieron cara de terror al saber que iría a esa vieja peluquería. Tras las bromas del caso fuimos al boliche pero yo me detuve en la puerta de la tienda tomando ánimo. El peluquero estaba sentado en el sillón leyendo el diario cuando ingresé. Se puso de pie y luego de saludar me invitó a sentarme.Mientras me cubría con una capa celeste me preguntó como quería el corte, yo sólo le pedí un corte clásico para el verano.El peluquero tomó unas tijeras y comenzó a recortarme el pelo de la nuca, en ese momento pensé si había hecho lo correcto al indicarle el corte, pero me quedé tranquilo.Cortó bastante de atrás ya que veía los mechones que quedaban sobre mis hombros. Luego cortó el pelo sobre las orejas dejándolas al aire. Veía al peluquero a través del espejo como cortaba y cortaba.
En ese momento dejó las tijeras y tomó una maquinita cortapelo manual que estaba sobre el mueble. Habrá visto mi cara de sorpresa en el espejo porque me dijo que era para rebajar la nuca y empujó mi cabeza hacia adelante y ya no pude verme reflejado. Sentí como corría la máquina hacia arriba hasta la mitad de mi cabeza, repitiendo el recorrido en tres o cuatro franjas. Sentí el frío de las cuchillas en la nuca y luego en las patillas hasta las sienes. Tomando coraje le pregunté que máquina estaba usando y me contestó textual: Muchacho, la media americana es con maquina cero¨. Ahí creí que lo mataba, jajaj. Siguió rapándome a su antojo la nuca y los laterales hasta quedar en blanco. Recortó el pelo de la cima de la cabeza con otras tijeras hasta que alcanzó una longitud propia para peinarme. Con una polvera me llenó de talco la nuca y la cepilló como para sacarle lustre. Me puso un espejito por detrás para que aprobara el corte y en ese momento ví , a través de las ventanas a mis tres amigos muertos de risa. Me levanté del sillón, pegué y salí a la calle donde me recibieron con las burlas del caso. Por suerte por un mes no me verían.
Pasadas las vacaciones y de vuelta al trabajo con el pelo algo crecido , siempre me jodían con volver a lo del viejo a emparejarme el cabello.
En definitiva, a pesar de todo me había gustado esa pelada, tanto es así que volví un par de veces más y ya como era costumbre pasó a ser lo más natural.




Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016