2076 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 0.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only. For other comments please use our FaceBook Page

Cortito para que dure by Ezpiet


Hace rato que no leo historias en español y me propuse ir en búsqueda de una experiencia nueva para compartirles.
Creo que mi ultimo corte de pelo había sido en marzo, la realidad es que me costaba conseguir el corte que quería y quería probar un estilo nuevo, mas larguito. Pero en estos días se empezó a sentir el calor y ya era hora de pasar por el sillón.
Quería una experiencia nueva, por lo que decida que esta vez me cortaría en algún salón desconocido. Quería aprovechar mi pelo crecido y la adrenalina que me producía saber que se acercaba un cambio. Y por ultimo, puse como regla que tenia que ser en algún salón masculino tradicional, porque las barberías nuevas con peluqueros jóvenes no me atraen. Así fue que recordé una pequeña peluquería de barrio que siempre cruzaba volviendo a casa del colegio. Una vez me bajé del colectivo para acercarme y observar que pasaba allí dentro, pero cuando el señor me abrió, pregunte por el precio del corte y con la excusa de no tener dinero me fui, me había arrepentido.
Así que cuando ese recuerdo se me vino a la cabeza supe de inmediato donde seria mi próximo corte.

Pare el auto en frente, me baje y camine hasta la puerta, ahí comenzaron los nervios de siempre. Golpee la puerta con total timidez y el mismo señor que aquella vez había relajado mi melena y se había quedado con ganas de cortarla (supongo) me invitó a pasar amablemente.
Me senté a esperar mientras terminaba un corte. Le estaba marcando la nuca bien cuadrada con la maquina patillera.

. A lo nuestro - me dijo señalando el sillón con la cabeza.

Me paré y me senté, y mi mente se puso en blanco. Al preguntarme por el corte me di cuenta que había pensado todo menos en cómo quería el corte.

- Como lo cortamos?
- No se, hace rato que no me lo corto...
- Si se nota - remató.

Yo estaba intentando hacer tiempo para ver si se me ocurría algún estilo en particular, pero también le estaba dando lugar al verdugo para que tome las riendas de la situación y por supuesto, leyó muy bien mi jugada y propuso:

- Hacemos algo que dure, te parece?
. Bueno - respondí por lo bajo.
- Perfecto amigo - me dijo y sacudió una capa en el aire que rápidamente ató en mi cuello.

El silencio era atroz, yo sabia lo que se venia, estaba esperando que agarrara ese maquina oster que colgaba de la pared y me sorprendiera... el tipo se puso a silbar mientras ordenaba sus herramientas, como si quisiera disfrutar cada momento de la esquila. De repente agarro la maquinita y con la mano izquierda sobre la tapa de mi cabeza me dejo mirando mis pies y me dijo:

- Bueno, bájame la cabecita.

Ahí me arrepentí, pero creo yo que es el momento clave de todo cambio, cuando esa maquina se mete bien por abajo de la nuca y sorprendentemente llega hasta la coronilla. Silbando un tango, me pelo toda la nuca bien alta y sin chistar, y acto seguido los costados. No se que cara habre puesto cuando vi que la oster no tenia peine pero se detuvo y me dijo:

- Dijimos que tenia que durar no? Con esto tenes un tiempito...

ME PELO AL CERO toda la nuca y los costados... era otra persona, hacia meses que no me cortaban el pelo así bien corto y aunque en el fondo quería este resultado, verme nuevamente pelado fue duro. El pelo de arriba, que en este momento llegaba hasta las orejas y cubría mis sienes, no tardó en desaparecer. Con una tijera lo corto rápidamente y cayó todo sobre mis hombres y la zona delantera de la capa (parecía que empujaba los pelos hacia adelante para que yo pudiera ver la lluvia sobre mi cuerpo).
Termino con la tijera y yo notaba que había quedado todo desparejo, pues, faltaba mas... volvió a tomar la maquina, esta vez con un peine y lo paso por la cima de mi bocha dejándome bien milico. Esto si que no lo esperaba, el pelo de arriba lo quería más largo y ahora estoy bien rapadito, pero bueno, tan mal no me queda.
Como al cliente anterior, me marcó bien los bordes, aunque casi no se nota el cambio de la piel con el comienzo del pelo porque estoy casi afeitado en la nuca y los costados.

- Listo pibe, cuanto pelo que tenias!! - dijo riéndose mientras me sacaba la capa.

Yo estaba mudo...pagué y me vine a casa, para contarles
me gustaría retomar contacto con los lectores de esta pagina, mi mail es pietraezequiel@gmai.com y la pelu queda en Avellaneda, Buenos Aires. Hace poco heredé una maquina wahl, así que si hay gente de la zona, cuando quieran nos juntamos a pelarnos entre todos...

Abrazo.



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016