2355 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 0.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

Fue increible by oso90


Desde que era muy joven siempre me han llamado la atención las barberías, por llamarle de otra manera a la excitación. Ese nervio de estar sentado en las sillas de piel, el sonido de las máquinas cuando raspando la piel, el olor tan especial de la espuma para afeitar, la sensación de la navaja deslizándose por la nuca mientras me sostienen con una mano la parte superior de la cabeza que siempre genera que mi pantalón quiera reventar debajo de la caa bien ajustada al cuello.
Desde muy pequeño mi padre siempre nos obligaba a tener Cortes de pelo tipo militar, los cuales odiaba pues todos se burlaban de mi pero que ahora disfruto y mantengo lo más posible.
Siempre soñé con tener una experiencia más allá del corte de pelo y apenas esta semana sucedio.

Derek es mi barbero, un chico de piel Blanca, Delgado, de abundante barba perfectamente arreglada, ojos hermosos, que siempre viste pantalones ajustados dejando mirar que esta bien armado y que derrite con su sonrisa. Desde tiempo atrás cuando lo conocí siempre ha habido una conexión más allá de solo un corte de pelo, atracción.

Esta vez volví, me senté en su silla después de ver su sonrisa, y me pregunto: Lo mismo de siempre?
A lo que yo respondí: no, está vez quiero que subas mi corte un poco más que corte militar, los lados bien ranurados y la parte de arriba con el no.3. Se sonrió y me dijo, eso suena muy bien, te vas a ver mejor que siempre...

Sacudió la capa y la puso alrededor de mi cuello, más ajustada que otras ocasiones, se sentía muy bien, me sentí amarrado, recuerdo tratar de mover mi cabeza y sentir lo ajustado de la capa. Me ofreció alguna bebida a lo cual me negué.

Me paso el peine para acomodar mi cabello diciéndome, ponte cómodo, este será un corte que tomara tiempo, con una sonrisa misteriosa. Me senté lo más derecho y coloqué mis brazos en los brazos de la silla. La capa está muy ajustada, es muy excitante muy diferente, mi pantalón empieza a apretarse tambien.

Derek tomó la máquina sin peine, la encendió y con su mano izquierda tómbola parte superior de mi cabeza haciendo más presión de la normal, era totalmente suyo. Comenzó a pelar, la parte trasera primero, la máquina subía y subía, continuando con los costados poniendo mucha presión al tomar mi cabeza, sabía que algo pasaba esta vez, el estaba haciendo de mi corte una experiencia como la que había soñado.

Cuando termino con los lados comenzó a colocar la tibia espuma para rasurar alrededor de mi cabeza, al terminar, me dijo, dame un segundo, tengo que ir al baño. En ese momento sentí alivio, rápidamente acomode mi duro ser dentro de mi pantalón que estaba haciendo mucha presión, cuando Derek volvió pude ver que el estaba en la misma situación. Se disculpó, alistó la navaja y empezó a rasurar mi costado derecho, aquí empezó todo. Cuando estaba rasurandome sentí como su cuerpo estaba rozando mi brazo derecho, no supe que hacer, pensaba si había sido solamente un accidente, no moví mi brazo a lo cual el siguió rozando y rozando haciéndome retorcer debajo de la capa, intencionalmente acomode mis brazos un poco más afuera, entonces nos entendimos, el continuo rozando como si nada sucediera su paquete en mi brazo. Era como lo había soñado.

Continuo con el otro lado siguiendo la misma rutina de contacto. Me tomo por la parte superior y me dijo, pon tu barba en el pecho, yo obedeci, y con su mano el ponía extra presión tomando mi cabeza con fuerza, yo sentía terminar en es momento.

Limpió mi cabeza con una toalla caliente para continuar con la parte superior, le puso el peine a la máquina y comenzó a pelearme. Al terminar aplicó aftershave en mis laterales bien rasurados, dando un masaje que nunca olvidare.

Termino el corte, no la fantasía. Retiro la capa, le pagué y salí. Subí a mi auto, pensando solamente en lo que había pasado. Cuando empecé a dar reversa mire que estaba Derek afuera de la barbería. Yo seguí en dirección a la.salida hasta que vi que me hizo una seña, me acerqué a el, bajé mi cristal y me dijo, llevas prisa. Lo cual no, estaba en mi día de descanso, se subió a mi auto y me dio instrucciones para estacionarse detrás de los contenedores de basura. Yo estaba en el mejor momento de mi vida, mi barbero en mi auto en medio de una situacional sexualmente tensa.

Lo demás, solo quedará entre nosotros.

Fue increíble.




Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016