1987 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 2.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only. For other comments please use our FaceBook Page

corte a la fuerza by richard


hace poco tiempo he descubierto este sitio y me entusiasman las historias que se cuentan. Son verdaderamente excitantes. Los relatos de Barbero Militar me parecen excelentes y disfruto de todos los detalles.Quisiera contar algo que me sucedió no hace mucho tiempo y que en ese momento me llenó de indignación y bronca.
Yo tengo mi peluquero de confianza como la mayoría de las personas, y él ya conoce los gustos y los estilos de todos sus clientes.Hace unos meses concurrí a arreglarme el pelo como lo hago habitualmente pero me encontré con el local cerrado por las vacaciones de la Semana Santa. Como ya había dejado crecer el pelo mas de lo común decidí buscar otra peluquería por la zona. Despues de caminar casi una hora encontré una que , si bien me pareció antigua, no estaba del todo mal. Entré y no había clientes. El peluquero, un hombre mayor muy prolijo de aspecto me invitó a sentarme en el viejo sillón. Me cubrió con una capa blanca y giró el sillón quedando yo de espaldas al espejo. Escuchaba que abría y cerraba cajones como preparando sus herramientas. No me habia preguntado todavía que tipo de corte quería hacer pero no me intranquilizó porque cuando me peinara podría aclararle cual era mi gusto.
En un momento siento que baja mi cabeza hacia adelante y para mi sorpresa siento una maquina cortapelo manual subiendo por mi nuca.Salté dando un respingo y le pregunté que estaba haciendo, como me habia empezado a cortar sin preguntar por el corte que quería. Me contestó que allí no se hacian cortes de estilo tal como se indicaba en el cartel pegado al vidrio de la entrada ( debo reconocer que efectivamente existía y que yo no había reparado en él ). Con una franja ya rapada en la nuca mucho no me quedaba por hacer, así que con toda indignación por sentirme como humillado le pedí que continuara. Me rapó toda la nuca y los laterales y podía ver la capa cubierta de mechones de pelo. Con otra maquina y con tijeras de entresacar me cortó toda la cima de la cabeza. Para emprolijar la nuca me pasó una maquina de puas mas estrechas dejando mi nuca al ras. Cuando terminó, me mostró el corte por detras con un espejo de mano y observé lo que ya imaginaba, estaba totalmente pelado. Me limpio con un cepillo , me quitó la capa y me levante del sillón , pagué y me retiré con todo el nerviosismo de la situación y mi cabeza rasurada. De esto hace unos meses y por fortuna ya me está volviendo a crecer.Lean todos los carteles , hasta los de propaganda.



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016