2354 Stories - Awaiting Approval:Stories 1; Comments 1.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

Berrinche y rapada by Toto


Soy peluquero desde hace 42 años, oficio que fue pasando de generacion en generacion en la familia, por tal motivo , y para mantener la historia aun conservo la vieja ambientación en la barbería , así como tambien las herramientas de trabajo ( más allá de algún que otro reemplazo producto del tiempo) . Nunca acepté el cambio de las viejas maquinas manuales por las modernas eléctricas porque considero que un buen peluquero se reconoce por su trabajo casi artesanal del arreglo del cabello.
Aún mantengo el mismo cariño por la profesión que cuando comencé guiado por mi padre, será por eso también que prefiero aún los cortes clásicos para caballeros y niños.
En tantos años de trabajo he guardado infinidad de historias y anécdotas, pero entre ellas recuerdo una ocurrida por los finales de los 80.
Era una tarde de verano muy calurosa y estaba atendiendo a un viejo cliente. Cuando ya estaba concluyendo el corte americana que siempre le hacía, ingresó a la peluquería un señor alto y corpulento que traía casi arrastrando a un jovencito de unos 15 años que , evidentemente, no era muy amante de visitar las barberías. El berrinche que traía no era ya propio de su edad ( ya estaba crecido para esas reacciones) pero su padre se encargaba de tenerlo en regla. Se ubicaron en las sillas de espera mientras yo finalizaba el refinamiento de la nuca del cliente que estaba atendiendo.
Una vez finalizada mi tarea con él, le quité la capa y desocupó el sillón, pagó y se retiró. Invité al caballero a ocupar la silla y éste, a los empujones, sentó al joven que seguía en su negativa de cortarse el cabello. El berrinche era tal que , en verdad, ya me estaba molestando esa actitud chiquilina del niño, pero el padre dispuesto a todo con un par de bofetadas ( me sorprendió la violenta reacción) lo acomodó en el sillón. Le coloqué la capa alrededor del cuello y por el espejo podía ver el llanto silencioso del joven. Pregunté cómo iba a ser el corte y el padre me indicó un rapado al cero en los laterales y la nuca y con una numero dos en la parte superior. Al escuchar a su padre , el joven profundizó su llanto , supongo que porque ya sabía cual sería el final de la historia.
El señor corpulento se acomodó nuevamente en la silla de espera mientras yo preparaba las herramientas. El cabello debía tener una longitud de tres centímetros en general. Giré el sillón y ambos podían ahora verse. El joven quedó dando espaldas al espejo.
Con la maquinilla del 1 comencé a pasarla por la nuca del muchachito , sujetando hacia abajo su cabeza para evitar movimientos violentos. En tres o cuatro pasadas la nuca quedó a un milímetro de largo. Los mechones de cabello caían sobre la capa y yo notaba que su padre disfrutaba del corte.Apuré los laterales mientras la clipper se devoraba las patillas. Una vez concluído el primer paso , y con la numero 2 apoyada en la frente del joven dejé la parte superior a unos dos o tres milímetros. El cambio de aspecto del muchacho había sido radical. Volví a girar el sillón y ahora estaba de frente al espejo. El padre se paró arrimándose a la silla y, a contrapelo, pasó la mano por la nuca de su hijo sugiriendome si podía dejarla aún mas pelada.Yo le indiqué que me parecía ya bien rapada pero insistió , entonces con la máquina del triple cero apuré toda la nuca , otra vez sujetando la cabeza del joven hacia abajo para que la máquina surtiera más efecto. Así la nuca quedó totalmente al ras con lo que quedó muy conforme con el corte, no obstante me pidió la numero uno en la parte superior . La cabeza del muchacho habia quedado totalmente rapada, quité los pelos sueltos con el cepillo y le quité la capa cubierta de mechones de su antigua cabellera. El señor pagó y agraceciendo la atención se retiró con el muchacho.
Aun recuerdo esta historia porque nunca había presenciado tal berrinche durante un corte de pelo y la actitud recta del padre para poner las cosas en su lugar. Debo reconocer que disfruté esa rapada porque me había molestado bastante la actitud del joven.



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016