3092 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 1.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

Sabado de peluqueria by Roberto


Sábado de peluquería. Y sin auto ( maldita bomba de gas-oil ).No iba a ir donde voy siempre porque me queda medio alejado, entonces decidí ir a la peluquería del barrio. Primer error.En ese momento me dí cuenta qué poco conozco el barrio, con tanto andar en auto y tanto ir y venir para la Capital, uno casi se olvida de donde vive y no conoce más que dos cuadras a la redonda. Fui al kiosco de Mari y le pregunté donde se cortaba el pelo su marido. Luego de reirse me indicó, pero me aclaró que el peluquero era una persona mayor y tal vez yo no me encontraría cómodo allí. Como no soy muy meticuloso con el tema cabello, sólo un corte clásico, le contesté que estaba bien , que si allí iba su esposo yo estaría tranquilo.
Me encaminé a la peluquería indicada , que no estaba a más de cinco cuadras.Al llegar entendí la aclaración de Mari. Era una peluquería quedada en el tiempo pero más allá de la ansiedad que me sobrevino, no tenía otra cosa. En el ventanal grande, cubierto con una cortina amarilla, se leía PELUQUERIA ANTONIO, CABALLEROS Y NIÑOS. Entré. El peluquero, mayor, estaba atendiendo a un niño y esperando, en una de las viejas sillas de madera, una señora que sería la madre. Me acomodé para esperar mi turno. Cuando terminó me invitó a sentarme en el sillón de barbero que era una auténtica pieza de museo. Mientras le cobraba el corte a la mujer y se despedía de ella yo me miraba en el espejo y miraba todo lo que me rodeaba. Cuadros con fotos de distintos cortes de pelo, un papel pegado al vidrio con la tarifa de los distintos servicios, la mesita con revistas , un antiguo perchero de pie, y sobre el mueble debajo del espejo todas las herramientas de trabajo: tijeras , peines , navajas, un secador de cabello y tres maquinitas de cortar de las antiguas. El peluquero se acomodó detras de mí y me envolvió con una gran tela blanca que me cubrió por completo. Yo estaba tranquilo hasta que me preguntó: ¨¨ como lo hacemos, corto?¨¨ a lo que contesté ¨sí, algo clásico¨¨. Tomó un peine y una tijera y me comenzó a cortar el pelo de la nuca.Todo iba bien. Pasó a los laterales destapándome las orejas y haciendo un arco con las tijeras. Me cortó un poco el cabello de arriba y me sacudió con un cepillo tipo plumerito. Lo que veía en el espejo no parecía mal, era lo esperado. Tomó una de las maquinas de cortar que estaban sobre el mueble y fue detrás mío. Pensé que iba a marcar la nuca. Segundo error. Inclinó un poco mi cabeza hacia abajo y comenzó a pasarla por la nuca. Después de que la corrió por primera vez alcancé a preguntarle si no iba a quedar muy corto a lo que me contestó , entre sorprendido y molesto, ¨¨ Ud pidió corto, no?¨¨ le dije ¨¨ sí, está bien ¨¨. Siguió con su máquina por la nuca algunas veces más. Si bien lo uso corto, nunca creí que terminaria en esto. Ya no había marcha atrás. Pasó su máquina por las patillas y detrás de las orejas , a ambos lados. Cuando me liberó , solo podia ver mis laterales pelados. Volvió con su cepillo plumerito y me quitó la sábana que me cubría , pero sólo para despojarla de los mechones que había. Me volvió a cubrir con ella. Con
una brocha de afeitar me enjabonó la base de la nuca y las patillas , y afilando la navaja en ese cuero que cuelga del sillón me emprolijó la nuca y los laterales. Cuando creí que todo había terminado, dio una pasada más con otra de las maquinitas y me peinó. Otra vez el plumerito. Sacó un espejo de mano de uno de los cajones y me mostró la parte trasera de mi cabeza. Le dije, muy bien aunque me veía absolutamente pelado. Me quitó la capa , dijo ¨¨ Listo caballero ¨¨ , pagué y me fui.
Lo primero que hice fue pasar por el kiosco. Mari al verme se tapó la boca como mostrando sorpresa y , tal vez culpa. Le dije ¨¨ todo bien Mari, esto es lo que quería¨¨ , sólo se lo dije para tranquilizarla. Ya en mi casa , frente al espejo del baño, me pareció todo una pesadilla. Pero bueno, ya estaba hecho, de todos modos nunca le dí demasiada importancia a mi cabello.



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016