3145 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 3.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

No quiero pelo largo by Marqués


Esta historia es un hecho real que ocurrió cuando yo tenía 18 años. Ya desde esa edad me gustaba mucho ver los chicos con cortes militares pero yo no sé si por miedo o porque no me atrevía a dar el paso definitivo nunca lo había hecho. En aquel entonces yo usaba una melena muy lisa que me llegaba justo por los hombros con la raya en el medio y que me solía coger con una goma. Era la moda de la época. Pues bien, eran finales de junio y en Madrid hacía calor y estaba justo en época de exámenes y ya no tenía clases. Ese día me levanté a las 11 porque había estado toda la noche estudiando y me levante y me di una ducha. Después me senté a estudiar un poco más en la terraza dejando mi pelo que se secara al viento. Fue un error dejar el pelo suelto, el pelo se me puso todo encrespado y no había quien lo dominara. Para solucionarlo me volví a lavar el pelo algo que fue otro error ya que mi hermana me lo tuvo que secar con secador y me lo dejo tan sumamente liso que la goma que utilizaba se me caía. Era eso o no llegar al examen. Me fui al examen y fue horrible, se me caía la goma, si me lo dejaba suelto todo el pelo se me venía a la cara, todo un show, la verdad.
Salí del examen bastante enfadado y me fui caminando hacia casa.Por el camino pase por delante de una barbería y tuve la tentación de entrar, y seguí andando, pero cuando no había andado ni 10 metros, mire en mi bolsillo para ver si tenía dinero y decidí volver a pasar por la barbería.
Se trataba de una barbería de barrio con un solo sillón de cuero negro y un barbero con el pelo rapado que estaba acabando de rapar a un chico de unos 13 años. Entre y el barbero me miró extrañado y me saludo preguntando que si me iba a cortar y le dije que si. Me indicó que era el siguiente y que en 15 minutos estaba conmigo. Así fue, me invitó a subir al sillón y me puso una capa azul muy apretada al cuello con cuidado de sacar todo el pelo de debajo de la capa. Acto seguido me peino toda la melena y me pregunto qué que hacíamos. Ahí fue que conteste algo que nunca pensé decir. Me abrí de par en par al barbero y le pedí un corte de pelo militar, como si fuese a alistarme en el ejército. Para mi sorpresa el barbero no me quiso quitar la idea, es más me dijo que menos mal que si duraba un poco más la moda de las melenas el se quedaba sin trabajo. Le conté lo que me había pasado ese día y al contárselo me dijo, entonces lo quieres rapado pero bastante corto no? Decidido le dije que si. Cogio la máquina y le puso el peine del #1 y haciendo comentarios un tanto fanfarrones posó la máquina sobre mi frente y en menos de 1 segundo dejo una franja blanca en mi cabeza. La imagen de ver cómo caían las madejas de pelo fue increíble. En 5 minutos tenía toda la parte de arriba de mi cabeza rapada al 1. Después quito a la máquina el peine y giró el sillón para que viese el fútbol y comenzó a pasarla por los lados y atrás. El espectáculo era dantesco, grandes mechones de pelo desperdigados por mi regazo y el suelo, mis Nike llenas de pelo, incluso el barbero retiraba las madejas con sus manos de mis hombros. Una vez finalizada la rapada cogio una navaja me marcó el cuello y borro las patillas por completo.Giro el sillón y lo que pude ver me gustó muchísimo. Realmente me había rapado como a un soldado, solo tenía un casquete de pelo en la parte superior que no daba ni siquiera para poderme agarrar ni un solo pelo. Cuando terminó de limpiarme los pelillos me dijo que ese corte estaba harto de hacerlo porque antes de poner la barbería fue peluquero en la base de paracaidistas de Alcalá de Henares durante 12 años y que sabía realizar todo tipo de cortes reglamentarios. El peluquero me dijo que me quedaba genial así, palabras textuales fueron que " con esas greñas parecías una tia y rapao si que parecía un chaval, que ni se me ocurriese dejarlo crecer tanto.No podía dejar de tocarme la cabeza y ver todos aquellos pelos que estaban por el suelo. Pagué mi rapada y me fui para casa sin antes decirme el peluquero que nos veríamos pronto que si no el que se quedaba sin trabajo. Esta fue la primera de muchas visitas que realice a esta Peluqueria



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016