3151 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 2.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

americana después de mucho by mariano


Sabado 8 de julio. Diez de la maniana de un día gris, lluvioso y frío. Me estoy preparando para ir a la peluquería. Después de muchas idas y venidas me decidí...me voy a hacer pelar a la americana. Wow....hace muchos anios desde mi ultima vez.Creo que desde mis 13 o 14. Como mi peluquero de hace algunos anios no es muy amante de los cortes extremos no me lo va a querer hacer entonces voy a ir a otro. Es una peluquería medio viejarda que hace unos dias descubrí yendo para la facu, en Avellaneda.No sé exactamente la dirección pero está sobre la Av. Rivadavia cerca de la Av. Galicia para el que conoce algo de la zona.La vi desde el bondi 37 que el otro día se tuvo que desviar de su recorrido normal porque había un quilombo de autos cerca de Cabildo y Galicia. Ahora la voy a chusmear de cerca. Después les cuento para el que le interese.Chau...hasta luego...jajaja.

Bueno....ya de vuelta y para nada arrepentido aunque me siento algo raro. Será cuestión de acostumbrarse. Volvi con lo que fui a buscar. La pelu es chica. Dos sillones de los antiguos aunque había un solo peluquero. Es medio alcahueta porque se ve todo desde afuera pero bueno, ya estaba ahí y entré. Hay que subir un par de escalones porque esta mas arriba que el nivel de la vereda. El tipo, de unos 60 anios calculo, estaba sentado en uno de los sillones conversando con otro viejo que estaba en una de las sillas de espera. Cuando entré y saludé se paró y me invitó a sentarme en el trono. Me envolvió con una capa celeste me sujetó por detrás otro panio mas pequenio que dobló contra mi cuello. Mientras me peinaba me preguntó como lo iba a cortar. Ahí, de una para no pensar demasiado,le dije: a la americana. El tipo ni se mosqueo. Como soy medio reacio a la máquina electrica por una experiencia pasada, le dije si podia usar una máquina manual....me dijo que sí pero que para refinar el corte en algun momento la iba a tener que usar. Le dije que no había problema. Me dejó de frente al espejo y lo vi tomando una de las maquinas que tenia arriba del mueble. Cuando fue hacia mi espalda retomó la charla con el otro. Hablaban de la economia del país. Me apoyó la mano en la cima de mi cabeza y me la bajó hacia adelante. Sentí cuando apoyó el acero en la base de la nuca y empezó a correr la máquina hacia arriba hasta casi la coronilla. La bajaba y la subía hasta cubrir toda la nuca. En un momento el viejo que estaba de espectador quiso ser gracioso y mandó: parece que volvió la colimba, no? A mí no me causó mucha gracia pero me dio idea de como se veía la parte de atrás de mi cabeza. El peluquero seguía en la suya pelandome detrás de las orejas y las patillas hasta las sienes.Ahi,con la cabeza erguida pude verme reflejado. Mis laterales estaban a las chapas. Me plumereo con un cepillo de madera y limpió la capa tirando mi pelambre al piso. Después la clasica entalcada. Con peine y tijera me cortó el pelo de arriba bastante corto para que no desentonara con el resto que estaba al ras. Otra vez la cepillada y ahora si...cazó la eléctrica sin ningún adicional y, de nuevo, con la cabeza para abajo me la pasó por toda la nuca y los costados. Ya no caía ni pelo. Cuando le dio descanso, me rasuro la base de la nuca y detras de las orejas y me pasó otra vez el cepillo de cerdas blancas. Me preguntó si lo peinaba con gel y le dije que no, que asi nomas estaba bien. Me arrimo el espejito de mano y pude ver mi nuca al cero. Le dije que estaba bien y me desabrocho la tela. Bajé sobandome la nuca y le pagué. Cuando salí me atacó el frio en la cabeza pelada....jsjaja. Ahora habra que acostumbrarse y comerse las cargadas en la facu. Que se le va a hacer.....Quedé conforme con mi americana , la recomiendo....No me den mucha bola, pero creo que en el vidrio del ventanal decía PAblo y Humberto o Roberto...no me fijé bien....Alguno que la conozca me podrá corregir....saludos




Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016