2353 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 5.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

El negociador de la maquinilla 2 by delRey


Mi nombre es Mark pero me llaman el negociador de la maquinilla.

Llevaba los últimos meses acudiendo cada tarde a la terraza de la misma cafetería.Conocia a todos los camareros que trabajaban alli, y ellos sabian lo que me gustaba tomar.Grata sorpresa fue el primer dia que vino a atenderme Julián, un camarero nuevo, de unos 20 años;  con el cabello rubio y un estilo de peinado con la raya al lado y el pelo de arriba tan largo que le rozaria el fin de su nariz.
Conforme fueron pasando los dias note que teniamos confianza ya que sabia perfectamente mis preferencias de bebida y no escatimabamos en hablar de los sucesos del dia y bromear.Siempre hacia lo posible por atenderme el, quizá en busca de la pequeña propina que siempre le daba, aunque sin imaginar que yo era el negociador, y que mi objetivo era verlo con un buen rapado fresquito.

Conforme pasaron mas dias me comento que en unos dias iba a la boda de su hermana.Dada mi experiencia vi la oportunidad perfecta para echar mi red sobre su mente.Ahora entiendo porque a estas alturas del verano todavia no te has dado un buen corte de pelo, le dije.
Julián sonriendo me respondio todos los dias cuando me cae el sudor por la frente me acuerdo de este flequillo tan largo, pero es moda y hay tendre que sufrirlo, quiero ir perfecto a la boda.
Yo sonrei, sin echar mas leña al fuego.No era el momento.

Pasaron unos dias, y efectivamente Julian tuvo libre dos dias, y el lunes volvio a trabajar.Era un dia sofocante, yo solo permanecia en la terraza para que Julian me atendiera.Despues de hablar sobre la boda me enseño una fotografia desde el movil.Me gusta tener confianza con la gente que me atiende, pero no me podia detener en mi objetivo como negociador. ya que Julian me habia dicho que al terminar el verano volvia el camarero al que el sustituia.
Ese mismo dia le comente a Julian que habia oido al jefe de la cafeteria hablar muy bien de el,Julian me miro entusiasmado.Y añadi, pero le escuche decir lo unico que odio es el peinado ese que lleva que le hacen parecer un niñato inexperto.Julian se quedo de pronto serio y pensativo y solo se atrevio a contestar, bueno que sabra el de los peinados de moda.Yo, lejos de mostrar mi aprobacion, le puse cara de estar de acuerdo con el jefe.

Al dia siguiente, Julia me dijo sabes Mark?he pensado lo de cortarme el pelo pero estoy indeciso sobre como cortarmelo.El negociador, una vez mas estaba a solo un paso de cumplir una nueva mision y la maquinilla estaba a punto de encenderse.
Julian, nunca has visto al hijo del jefe?Julian respondio con negativa.El jefe esta muy orgulloso de su hijo, es militar.
-No ha hablado nunca sobre el conmigo.Pero imagino cual es su peinado(sonrio nerviosamente).
-Yo asenti con la cabeza y esboce una sonrisa malvada.
Para seguir diciendo:
Mira Julian, puedo recomendarte a mi peluquero de toda la vida, el sabra que hacer.Es mas, mañana por la mañana tengo mucho tiempo libre te podria acompañar y decirle personalmente que vas de mi parte.
-Julian dijo perfecto, dime una direccion y una hora.Y se la anote.

Quede con Julian a las 10 de la mañana,cuando abren, hora en la que suele haber pocos clientes.Cuando llegue a la puerta de la barberia ya estaba esperando Julian.EL barbero estaba dentro preparando el local.Entramos.Saludamos al barbero, un tipo hablador con el que tenia confianza, pero para nada es mi peluquero de toda la vida, pero debe parecerlo ante Julian.Tambien se que no le tiembla el pulso si le mandan un rapado.
El local solo tenia un asiento y aunque estaba recien reformado alli se respiraba el ambiente tradicional.

Julian se sento, y le coloco una capa de color azul celeste.
-Me peine sin gomina, Mark como me dijiste - Julian dijo. Su flequillo caia a traves de sus ojos, tapadole la cara casi por completo.Aun asi se notaba el nerviosismo de Julian por el corte.
-Que corte quiere el joven?-Pregunto el barbero mientras peinaba con sus dedos su pelo rubio determinando el largo.
Julian me miro, esperando que yo dijera algo, pero no contesté.
-Rebajamos siguiendo el estilo de corte que llevas?insistio el barbero.

Julian sacó su mano de debajo de la capa y se la llevo a la cabeza, mientras acariciaba su pelo, y contestó:quiero un cambio de verdad, me lo vas dejar bien corto.
El barbero lejos de hacer replantearse la decision, se quedo callado, mientras encendía la maquinilla, a la que no habia puesto peine, y colocó el asiento de espaldas al espejo.
Me sorprendio lo decisivos que fueron ambos,pero me negué a romper el silencio que existia, era todavia mas excitante.

El barbero peinó hacia delante el flequillo de Julian, que llegaba hasta el final de la nariz.Sin dudarlo el barbero posó la maquinilla perpendicular practicamente a la altura del nacimiento del flequilló y presionó, cayendo a la capa un gran mechon de unos 15 cm de largo.El barbero continuo a traves de todo el flequillo hasta destruirlo por completo,quedando montones de pelo en el suelo, en el reposapies o en la capa.

Una vez acabado con el flequillo siguio con el resto de la zona de arriba de la cabeza, levantando cada mechon estirado con el peine para justo despues pasar la maquinilla,dejando el pelo a la altura de 2 cm como muy largo.Montones de pelo habian caido por todos sitios:los hombros de Julian, la capa, sus pies, pero sobretodo el suelo estaba inundado de pelo.

El barbero en ese momento giro el sillon de manera que Julian podia verse en el espejo.El mismo no se reconocia y no fue capaz de articular palabra.El barbero dijo menudo pelao te estoy metiendo chaval.Y ahora te lo voy a igualar todo, te voy a meter el numero 2.
El barbero paso la maquinilla con el numero 2 por toda la cabeza, apretando bien contra el cuero cabelludo para no dejar zonas mas largas mal cortadas.
Al acabar, cambio el peine al numero 1 y se lo pasó por los lados y por la nuca.

Despues de todo el cambio, por la tarde Julian fue a trabajar, y las caras de sus compañeros eran indescriptibles:unos reian, otros le pasaban la mano por la cabeza.El jefe le dijo menudo pelao te has metido Julian.A lo cual contesto, me parezco a tu hijo.Y el jefe contesto hijo?yo solo tengo 2 hijas.Pero esta bien que hayas dejado el pelo de nena ese en el suelo de la peluqueria. 




Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016