3152 Stories - Awaiting Approval:Stories 1; Comments 4.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

Cortito a los lados by Miguelito


"Cortito a los lados y arriba con raya al lado". Esa es la frase que lle llevaba diciendo a Manolo desde hacía 20 años, él me lo empezó a cortar cuando tenía 15 años y hoy me lo sigue cortando a mis 45, él me lo cortó para mi boda y el primer día de trabajo. Hacía dos meses que no iba a visitarlo y había llegado el momento de visitar a mi barbero favorito, pero esa vez mi sorpresa fue mayúscula.

Cuando llegué a la barbería vi que el letrero estaba cambiado y ponía "New John", además el interior estaba muy cambiado y el barbero, desde luego no era mi querido Manolo. Abrí la puerta y pregunté por él.

- Lo siento tío, pero Manolo se ha jubilado, me traspasó la barbería, si quieres que te pele, siéntate que te atiendo en 5 minutos.

Yo me quedé sorprendido, mi Manolo se había jubilado, pero decidí quedarme, me urgía un corte de pelo. El barbero no era como Manolo ni mucho menos, llevaba la cabeza rapada al 0 y un bigote moderno, además su bata era muy distinta a la de Manolo y apenas tendría 25 años. Su cliente era un chaval al que estaba rapando los laterales, mientras que en la parte de arriba lo llevaba largo, pensé que era un estilo terrible.

A los 5 minutos, el otro cliente se había ido y yo estaba en la silla, con la capa puesta y el pelo mojado. El barbero me pregunto: "¿qué te hago?", Yo contesté con mi frase comodín: cortito a los lados y arriba con raya al lado". El barbero me miró y asintió. Yo me quedé mirándome al espejo, cada vez tenía más canas. De repente, un sonido me despertó de mis pensamientos, el barbero me estaba pasando la máquina por detrás, yo, al sentir la cuchilla, di un brinco.

- Qué pasa jefe?

- Nada, que no esperaba que me pasaras al máquina, siempre me lo corto a tijera.

- Pero has dicho cortito a los lados...

- Ya, pero no me refería a tan corto.

- Pues lo siento tío, pero eso ya no va a poder ser.

El barbero cogió un espejo pequeño y me enseño mi nuca, en la que se veía un trozo de pelo totalmente rapado.

- ¡Está al 0!, grité asustado.

- Tranquilo señor, es un 0,5, no es para tanto... entonces, ¿sigo?

Yo me quedé unos segundos callados y le dije adelante... ya no había marcha atrás. El barbero encendió la máquina y empezó a caer pelo, cuando vi como lo pasaba por los laterales casi me desmayo, nunca me había rapado tanto. El barbero parecía estar disfrutando y yo estaba asustado.

Al cabo de unos minutos, el barbero apagó la máquina y humedeció mi pelo, ahora tocaba la parte de arriba. De repente, cogió una navaja y empezó a marcarme la raya. No me lo podía creer, no era lo que yo esperaba, pero me mantuve en silencio.

Tras eso, el barbero me dijo:

- ¿Qué hacemos con la parte de arriba?, no quiero meter la pata...

- No me cortes mucho, que quede bien...

- Vale, pero como te he rapado mucho los lados, si te lo dejo larguito te quedará de tipo moderno, a lo chaval de 20 años, por mí no hay problema.

- Bueno, entonces córtalo un poco más, no quiero parecer un fantoche.

El barbero se sonrió y cogió las tijeras. En un par de movimientos, mi flequillo era historia y el resto de largo de mi pelo también, apenas me dejó unos 5 cm. Después arregló mis patillas y el cuello y yo seguía en shock.

- Bueno, parece que estamos acabando, ¿te pongo cera?

- Lo que quieras (dije resignado)

El barbero me puso cera y me peinó de forma más moderna, como todo de punta, que me quedaba muy bien.

Finalmente, pagué al barbero y me fui... echaré de menos a Manolo, o quizá no, lo único que sé es que el barbero me quitó 20 años de encima.



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016