2623 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 2.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

Trainee/Becario by delRey



Lucas llevaba trabajando en mi unidad unas 3 semanas, su primer trabajo desde que se graduó en la universidad.Hacía todo lo posible por avanzar en el aprendizaje, y estaba espectante porque llegara la cena de empresa de navidad para poder darse a conocer en un ambiente más informal ante sus contactos.
Durante la cena fue objetivo de muchas bromas, entre ellas le preguntaron si ligaba mucho con el peinado moderno que lleva o que si se había llevado la laca a la cena para retocarse el tupé.

Lucas lleva el tipico tupe bien marcado con cera y laca, con la parte de arriba muy larga(antes de subirse el flequillo le tapa los ojos)y cortito por los lados y por atrás con un bald fade.

Después de la cena, los más jovenes fuimos a una discoteca hasta que la cerraron,era de día ya, y llevábamos una borrachera fuerte, sobretodo Lucas.Después de un buen tiempo hablando en la puerta de la discoteca se fueron todos a casa menos Carlos, Lucas y yo, que fuimos a tomar un chocolate.Después de un rato nos fuimos de camino a la parada del Metro para irnos a casa,aunque no se nos había aún bajado mucho el alcohol, cuando pasamos por una barbería típica antigua de barrio la cual estaba abriendo el dueño, un señor que bien podía estar jubilado.

Carlos le preguntó de broma al peluquero si le podía arreglar el corte a Lucas,contestando el peluquero que si ,con cara de pocos amigos, pensando que lo vacilaba el borracho gracioso.

Carlos y yo empezamos a decir a Lucas que no tenía huevos a entrar y dejar que lo pelaran como quisiera el peluquero, a lo que Lucas contestó que él no tenia miedo a nada.

Entramos, Lucas se sentó y le puso una capa granate.Preguntó el barbero que como iba a ser el corte y le dijimos entre risas que Lucas no lo tenía claro, pero que estaba agobiado de peinarse el tupé todos los días y le iba a venir un buen cambio.

El barbero sonrió maliciosamente y dijo, entiendo, algo corto.Giró el sillón de forma que Lucas no podía verse en el espejo.

Empezó a peinar en seco a Lucas a duras penas y dando tirones, ya que la laca le habia dejado el pelo apelmazado de pegotes.

El barbero con gesto de enfado cogió la maquinilla sin guías(antigua wahl, hacia un gran ruido) y empezó a pasarla sin pensarlo por toda la parte de arriba, a ojo, levantando mechones con ayuda de un peine.

El ruido al cortar cada mechón era todavía más fuerte, pensé que se iba a estropear la maquina en cualquier momento.

Comenzaron a caer y a caer mechones de pelo por todos sitios, y en pleno ataque de risa nos dimos cuenta de que le había dejado el pelo de la parte de arriba a unos 3 cm de largo, el tupé murió.

Había mechones de unos 10 cm de largo cortados, de pelo rubio oscuro por el suelo, en los pies de Lucas, en los hombros, pero sobretodo se acumularon en la capa.

El barbero giró el sillón y Lucas al verse en el espejo cambió de rostro y se puso bastante serio.El barbero preguntó ahora que hacemos chaval?sigo cortando?menudo pelaó te estoy metiendo.

Carlos le dijo a Lucas que no tenia huevos a raparse, entre risas.Lucas dijo que ya le daba igual porque este corte era muy antiguo y le hacía feo, y que el cachondeo del cambio de peinado lo iba a sufrir de todas maneras.


Lucas le dijo al barbero que le pasara la maquina por toda la cabeza pero que por arriba no se lo dejara al 0.El barbero le preguntó si quería el flequillo algo más largo,a lo que Lucas dijo que no, que eso es de paletos,en tono serio.

El barbero le colocó a la máquina la guía del número 2, y la puso en la frente de Lucas y fue haciendo zanjas rapadas conforme le iba pasando la máquina por toda la parte de arriba.

Se siguió llenando todo de pelos, y Lucas no queria mirarse en el espejo.Finalmente le pasó el numero 1 por los lados y por atrás.Al mirarse al espejo Lucas no se reconocía con toda la cabeza bien pelada, el cambio era radical.

El barbero mientras le limpiaba los pelos que le habían quedado en la cara con un cepillito le dijo, tranquilo hombre que el pelo crece.Pero te vas a tener que comprar un gorro bien abrigo porque menudo pelaó te has metido.

El barbero le desabrochó la capa por la parte de la nuca, y le echó mucho talco, para justo después darle una colleja mientras le decía: ya he acabado contigo, y le retiraba la capa para luego sacudirla y llenar todo el suelo de pelo.
Lucas se levantó de la silla y se tropezó con la cantidad de pelos del suelo,aunque no se cayó.

Carlos preguntó que cuanto costaba el corte mientras sacaba su cartera,a lo que el barbero le constestó: ah ya hemos acabado?pensaba que ahora os iba a arreglar el corte a vosotros dos también.

Fue en ese momento en el que Carlos y yo nos quedamos muy serios, mientras Lucas y el barbero se reian.No habiamos planeado nada de esto, pero menos salir humillados de allí.Carlos dijo no no, yo no necesito retocarme el pelo, y yo asentí.
El barbero contestó no me parece de hombres dejar que le meta ese rapao a Lucas mientras os vais de rositas vosotros dos, nos podemos divertir todos y yo os cobro un solo corte ,ya que hasta las 10 de la mañana no tengo el primer cliente con reserva.
A mi ya se me había bajado la borrachera y me estaba empezando a poner nervioso, a darme náuseas, y a sentirme culpable por lo que se había hecho Lucas en el pelo, asi que aunque imaginé la humillación que iba a ser entrar al trabajo el lunes, me animé.Y Carlos no tuvo escapatoria.

Carlos se sentó en el sillón y el barbero le puso la misma capa granate que a Lucas, que aun tenía bastante pelo de color rubito pegado.
Carlos tiene el pelo negro con un poco de rizo, peinado con la raya al lado y engominado, tipo mad men.Carlos con el tono de voz entrecortado dijo entre risas: no me he rapado desde que tenia 6 años, espero que no me hayan salido calvas.

Le preguntó al barbero que con que número le iba a pasar la máquina, totalmente desperanzado de no ser rapado vilmente.El barbero le contestó que no esperara algo más largo que Lucas.

El barbero le colocó la guía del 1 en la máquina y la puso en la frente de Carlos sin mediar palabra.
A Carlos lo dejó mirándose en el espejo, y su cara era un poema mientras se iba quedando sin pelo, que caia por encima de sus ojos mientras la máquina hacía un ruido ensordecedor y entrecortado.

Comenzaron a caer mechones de pelo negro engominado por todos sitios, que se mezclaban con los rubios brillantes de Lucas, por la capa y por el suelo.Carlos quedó totalmente pelado en la parte de arriba,que se veia mas blanca que el resto de cabeza, dejándole los lados y la nuca con el pelo largo y restos de gomina, como si fuera un anciano.Lucas y yo no podíamos aguantar la risa y le sacamos unas fotos.

Finalmente el barbero acabó su trabajo con la máquina al 1 por toda la cabeza.En menos de 5 minutos Carlos había pasado de ser un repeinado con gomina a parecer una bola de billar.El barbero le echó talco en la nuca y le dio una colleja como señal de que había acabado su turno.

El barbero sacudió la capa en el suelo para seguir llenándolo de pelo, que contrastaba entre el negro engominado de Carlos y el rubio y brilloso de lucas.Carlos no podía dejar de pasarse la mano por la cabeza, incrédulo de que todo esto estuviera pasando realmente.

Era mi turno.El barbero me puso la misma capa granate que estaba llena de pelos de estos dos tipos, y me dejé la manga de la camisa llena de pelos pegados.Yo soy el mayor de los 3 y tengo bastantes entradas por lo que llevo un peinado con raya al lado pero sin gomina.

El barbero dijo, bueno contigo voy a tener algo de clemencia, te voy a pasar el 4 solo, decisión que nadie rebatió.
Colocó la maquina sobre mi frente y podía notar el calor que desprendía ese trasto después de tanto tiempo encendida, a punto de poder quemar la piel.El ruido era ya ensordecedor y yo me temí que se rompiera la máquina a mitad del corte.

Comenzó a raparme la parte de arriba y di gracias de que no hubiera sido un numero más corto ya que se me estaba clareando mucho.

Justo en este momento entró un señor que iba a cortarse el pelo y vio toda la escena preguntando pero que ha pasado aquí?Le contamos toda la historia y sonrió mientras pasaba la mano por la cabeza rapada de Lucas a la vez que decía chavalote menudo pelaó que te ha metido el Miguel,mejor vas así que con los tupés esos de maricones con los que van todos los niñatos de hoy en día, me recuerdas a cuando fui a la mili vaya tiempos aquellos.

Me pasó el numero 2 por los lados y por la nuca.Lo más gracioso de todo era que me estaba gustando como me quedaba el corte, aunque se me notaran las entradas que con el pelo largo.
Mi pelo cortado se fue uniendo a la masa de pelo que había en el suelo, sobretodo a partir de acabar de raparme y sacudir la capa.

Pagamos, y el barbero(miguel) nos dijo entre risas volved cuando volváis a estar cansados de los tupés, y nos dio unas tarjetas de publicidad.Y recomendad este local para quien quiera un cambio de look de los buenos, mientras dure esta máquina, siempre saldréis alguno que otro bien pelaó de aquí.

Salimos de la peluquería y nos vino una ráfaga de viento frío congelándonos las cabezas peladas para no tener dudas de que lo que había pasado era real.
Nos fuimos para casa, y estuvimos todo el fin de semana estrenando peinado nuevo, todo el mundo se acercaba a preguntar la razón de ese cambio radical, a lo que no sabiamos bien que responder.

Pero lo peor vino el lunes cuando volvimos todos al trabajo.Las caras de los que habían estado en la fiesta era un poema, y a Lucas y a Carlos no pararon de pasarle la mano por las cabezas y de hacerles comentarios jocosos.
Pero el pelo crece, y excepto yo que conserve el pelo corto, en pocos meses Lucas y Carlos volvieron al pelo largo.De vez en cuando recordamos toda esta anécdota y Lucas siempre pregunta a Carlos vas a volver a preguntarme alguna vez más si tengo huevos a hacer algo?



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016