2497 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 0.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

Ricky y su Novio by Wesley Nóbrega


Ricky estaba sentando en su alfombra de meditación en su habitación terminando su ejercicio mientras su novio lo admira en la puerta. Ricky percibe la presencia: "hola mi amor". Su novio entra, le abraza por las espaldas, le da un beso en el cuello: ¿Tu meditación ya se acabó?"
- Sí, ya me enteré en mis pensamientos. ¿Y los niños?
- Están echando una siesta. ¿y que dice sus pensamientos?
- Necesito cortarme el pelo.
- Pero estamos en cuarentena, no hay ningún barbero abierto y ninguno puede venir a nuestra casa.
- Pero no los necesito, tenemos una cortadora de pelos en el baño, tu mismo puede raparme.
- ¿raparte? " muy impresionado con la propuesta de Ricky. - ¿Qué estás pensando?
- No es para pelarme totalmente, solo que me cortes al peine #2 y estaré satisfecho.
- Bueno.
Ricky puso una silla delante de un gran espejo que hay en su salón mientras su novio preparaba la cortadora, él puso el peine dos y avisó que estaba todo listo. Ricky sacó su camisa, dejando a muestra su bello cuerpo vigoroso y tatuado, los pelos del pecho ya habían sido rapados, pero estaban allí dando más belleza al hombre que su novio amaba, sonrió para él, sentó en la silla mirándose fijamente en su reflejo. Su novio se aproximó, pasó las manos en las espaldas bajándolas hasta el pecho y besó las mejillas con barba por hacer, a Ricky le encantaba estos cariños. Su novio pasó las manos en el pelo de Ricky como se quisiera peinarlo, encendió la cortadora y muy lentamente empezó a cortar los pelos de Ricky por el medio de la cabeza.
Al novio de Ricky, aquel momento le acordaba de los tiempos de juventud que él mismo llevaba la cabeza rapada al #0 y cortar el pelo de alguien tan hermoso como Ricky le daba buenas sensaciones, estaba realmente excitado por participar de aquél momento con un hombre que admiraba tanto físico cuanto emocionalmente. Los mechones que caían en el hombro y deslizaban por el pecho y abdomen hacia llegar a los calzoncillos de Ricky, le dejaban cada vez más encendido. Mientras le pasaba la cortadora a la cabeza, admiraba la belleza de Ricky, que continuaba mirando fijamente al espejo, sin importarse con los cabellos que estaban por todo su cuerpo, tampoco se importaba en pisar con sus lindos pies los mechones en el suelo: El novio de Ricky lo amaba y lo admiraba de todo cuerpo.
Terminado el trabajo, Ricky se levantó, limpió los pelos de su cuerpo y su novio lo besó muy fuerte, pasando las manos a la cabeza recién pelada de Ricky.
- Estoy lleno de pelos. " habló Ricky satisfecho.
- No me importa nada.
- Me voy al baño. Te amo.
El novio de Ricky se quedó allí un momento pensando, mirando todo aquél cabello en el suelo, que momento tan agradable tuvo hace poco. Si miró el espejo, vio su cabello ya desarreglado por tantos días en cuarentena, pasó las manos en sus pelos: ¿Por qué no? Fue hasta el baño donde Ricky se duchaba, lo miró todo desnudo y eso lo dio más ganas aun de lo que quería.
- Me encantó cortarte el pelo, fue muy agradable para mí.
- ¡Qué bueno mi amor! Me encanta estar en tus manos.
- Me dejaste excitado con todo eso.
- Uau. ¿Qué quieres que te haga?
- Quiero que me rapes también.
- ¿Seguro?
- Sí, confío en ti.
Los dos volvieran al salón, Ricky fue preparar la cortadora mientras su novio estaba sentado en la silla delante del gran espejo esperando el momento para ser pelado. Ricky se puso atrás de su novio y sin muchas palabras encendió la cortadora y mirándolo por el espejo empezó a cortárselo el pelo, mechones a mechones. A cada greña cortada, Ricky lanzaba los pelos por delante del rostro de su novio dejándolos caer en sus pechos y deslizando hacia el abdomen también bien definido de él. Ricky tenía más fuerza corporal y sus manos pesaban a la cabeza de su novio, que no se importaba nada en sentir toda la agresividad de su amado.
- Mira, ya estamos casi terminando aquí " dice Ricky satisfecho por su trabajo.
- No quiero que ese momento se acabe ahora.
- Entonces vamos continuar.
Esas palabras de Ricky sorprendieron su novio que se puso calentado por el momento, observó por el espejo, que él sacó el peine de la cortadora: ¿me va a pelar al #0? Y este pensamiento lo dejaba más exaltado aún. Con su mano pesada, Ricky le agarró a la cabeza y con la otra mano llevó la cortadora al pelo ya corto de su novio, rapándolo al cero; cada vez que pasaba la cortadora por la cabeza, también deslizaba la mano en el pelo rapado. Ricky lo inclinó hacia abajo y empezó a rapar la nuca de su novio, que sentía el metal de la maquinilla pasando por su cuello hasta la cabeza y esto hizo su pene cada vez más duro. Ricky le inclinaba la cabeza para los lados y rapaba a los lados también, dejando su novio totalmente pelado al cero.
Los dos estaban muy excitados con el momento, se miraron, se admiraron, se aproximaron y se besaron muy fuerte, llevándolos a más una noche increíble de amor.




Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016