3092 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 1.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

Cronista engañado PARTE 1 by jenrique


Esta es la historia de Sergio, un joven de 17 años habitante de un pueblo de la Provincia de Buenos Aires.

Su familia era lo que se conoce como una familia tipo : matrimonio y dos hijos ( en este caso, Sergio tenia una hermana mayorque vivia gracias al trabajo de su padre en la Cooperativa Ferroviaria del lugar y a los aportes que podia hacer su madre con su trabajo de costurera.
Nunca les faltó nada pero tampoco sobraba nada, sin embargo los hijos habian podido finalizar sus estudios secundarios.

Su hermana ya estaba en los primeros años de la Universidad y se habia trasladado a un pueblo vecino ya que, donde vivian, no habia establecimientos de estudios terciarios. Ella vivia de lunes a viernes en casa de una tia,hermana fe su madre, y regresaba al pueblo para los fines de semana.

Sergio, por el contrario, no quiso estudiar mas, por eso su padre le propuso buscar algun trabajo provisorio por lo menos hasta que alcanzara la mayoria de edad al año siguiente, de manera que pudiera colaborar con los ingresos de la casa.

No eran estas las intenciones del muchacho. Preferia llevar una vida libre, orillando con el libertinaje, cosa que su padre, obviamente, no veia con buenos ojos.
En los primeros meses después de terminar el colegio secundario, al joven se le pegó el tema de la música y juntamente con su grupo de amigos se pasaba gran parte del día fuera de su casa reunido o bien en alguna esquina del pueblo o en el Club Social, tocando la guitarra.

No fue el único cambio que experimentó el adolescente. Comenzó a descuidar un tanto su aspecto personal en lo que atañe a su veostimenta y , sobre todo, en algo que su padre detestaba pero que, al parecer, al joven tenia sin cuidado : el largo del cabello.
Hasta los 15 años el control estricto de su padre hizo que, obligada y forzadamente, cada dos meses Sergio visitara la vieja peluqueria del pueblo en busca de la clasica "americana" ordenada por su padre al viejo barbero, que cumplía con el ritual de raparlo sin contemplaciones.

Estos cortes brutales que recibia, por supuesto que lo alejaban de la orbita de sus amigos quienes, para ese momento, ya habian abandonado la vieja peluqueria "del viejo trasnochado" (como llamaban al peluquero) para reemplazarla por un moderno salon recien inaugurado en el pueblo, donde recibian solo recortes imperceptibles por los que abonaban un dineral.

Por supuesto que su padre no se lo permitia, un poco por tradición (el pelo se debia cortar como un "hombre") y otro tanto porque no estaba dispuesto a pagar tanto dinero por "dos tijeretazos mal dados" como solía decir siempre.
Asi es como Sergio siguio siendo cliente del peluwuero tradicional hasta terminar sus estudios. Era un suplicio y los regresos a casa, por lo general, estaban cargados de bronca hacia su padre y envuelto en llanto.

En marzo del siguiente año Sergio cumplió sus 18 años. Se creyó mayor e independiente y se imaginó que habia logrado esquivar los reproches de su padre.
Una noche, durante la cena, su padre le preguntó si tenia pensado hacer algo útil con su vida. La respuesta que recibió lo sacudio bastante : - quiero ser músico.- le dijo el joven.
Lo siguió interrogando pero ya en otro tono.

- ¿ y mientras tanto qué?- le preguntó.

- Nada. Aprenderé guitarra.- dijo con la cabeza gacha mirando el plato de comida que tenia enfrente.

- Jovencito, en esta casa hay que trabajar.-le dijo, y agregó: - Ya he hablado con mi amigo Algredo, el Director del periodico local y lo espera el lunes en el diario para ofrecerle un trabajo, así que dese por informado. -

Sergio quedó sin palabras, y dio lugar a que su padre continuara con la arenga.

- Me imagino que irá más presentable de lo que está ahora, verdad? Le sugiero que se recorte el pelo...Alfredo es un amigo de siempre y no quiero que me hags quedar mal...me oyó?


Para Sergio , el lunes llegó más rápido de lo esperado.
Como era de suponer hizo caso omiso a la "sugerencia" de su padre, y a las 8 de la mañana estaba entrando al edificio del diario.

Una persona de guardia le indicó donde estaba la oficina del Director y hacia allí se dirigió.
Tocó el vidrio con los nudillos y escuchó que lo invitaban a pasar.

La primera imagen que tuvo frente a sí fue la de Don Alfredo sentado detras de su escritorio. Saludó y recibió la devolucion. Sintió los ojos del Director que lo "estudiaban" de pies a cabeza.
Lo hizo sentar y le explicó, brevemente, por qué estaba alli.

Le contó que el Diario habia decidido darle una oportunidad de trabajo pero que, en un primer momento iba s ser como aprendiz hasta que conociera bien el trabajo de la editorial. Su sueldo no seria gran cosa pero, poco a poco, iria en aumento segun su rendimiento.
A Sergio le pareció lógico y empezó a cambiar su ánimo. El Director le cayó bien. Era un señor con gafas, algo obeso, y se le antojó buena persona.
Mientras llenaba una ficha con sus datos personales, Sergio observó que llevaba el cabello cortado "al rape" pero como se trataba de una persona mayor no le dio demasiada importancia.

Después de la breve charla le pidió que lo acompañara a conocer a su nuevo jefe, el Sr. Mullmann.
Mientras salian de la oficina , el Director se detuvo un instante frente a Sergio y, casi en un tono paternal,le dijo:

- Escucha, muchacho... sería conveniente, para evitar problemas, que en el transcurso de esta semana trates de recortarte un poco el cabello. Lo tienes demasiado largo para las exigencias de la empresa, y ademas te resultará más comodo para realizar tus primeros quehaceres como empleado del diario.
Sergio recordó las palabras de su padre, miró al Director y sólo asintió con un movimiento de cabeza. No esperaba ese comentario, pero supo que algo deberia hacer al respecto.

Al llegar frente al Sr. Mullmann, Don Alfredo los presentó y los dejó conversar.
Para mal de nuestro joven protagonista su nuevo jefe , aunque no era tan mayor, también lucía un corte estilo militar. No parecia un buen inicio para Sergio.

Su jefe le indicó cuáles iban a ser sus primeras tareas.
Por la mañana temprano debia armas los paquetes de periodicos para que una camioneta los repartiera por los puestos de diarios de la zona y una vez completado esto debia efectuar la limpieza de la imprenta para dejarla en condiciones para imprimir los diarios del dia siguiente, tarea que se llevaba a cabo por la noche.

Enterado de su nuevo trabajo, el Sr. Mullmann dio por concluida la conversacion y, mientras se despedian, otra vez le llegó la misma advertencia sobre su cabello, pero en esta oportunidad no fue una "sugerencia" sino, mas bien una orden.
Su jefe lo despidió hasta la mañana siguiente a las 06:00 hs

Cuando Sergio salió a la calle estaba un tanto aturdido. Le estaban haciendo cortar el pelo como condición para ocupar el puesto de trabajo.

Pensó y se tranquilizó un poco al recordar que ese dia era lunes y las peluquerias estaban cerrada. Tendria un poco mas de tiempo y, tal vez, al dia siguiente ya no le dijeran nada y la cosa no pasaria de ser un mal trago, aunque sabia que su melena corria serio riesgo.


- continuara-





Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016