3750 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 5.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

mala rapada a cambio de una nueva amiga by FCM historias



Cursaba la preparatoria cuando se me ocurrió apostar con una chica de la escuela, ella solía llevar calificaciones mas bajas que las mías, su nombre era Melanie, aunque le agradaba que le dijeran Lani, no nos caíamos muy bien, ella tenía el cabello ondulado y le llegaba hasta las nalgas, el mío debía medir unos 15 o 17cm no se comparaba con el de ella, ella era bastante molesta y yo no era de las personas que se dejan, un día después de tener clase de educación Física ella había perdido conmigo en una carrera, mientras yo celebraba mi victoria ella llegó por detrás y tiró de mi cabello hasta dejarme en el suelo, me dijo: ¡te odio!, no tienes idea de lo mal que me caes y ¡lo que mas quisiera es poder arrancarte ese cabello de la cabeza!
Me levanté muy molesto y le dije: ¡yo también quisiera quitarte el tuyo para ver si así dejas de ser tan fastidiosa!
A ella pareció no desagradarle la idea aunque tuviera mucho mas por perder que yo, así que me dijo: ¿te gustaría hacer una pequeña apuesta? Pregunté de que se trataba su respuesta fue: si saco mejores calificaciones en los próximos exámenes ¡te quito tu melena por 6 meses para que sea algo mas justo ya que yo tengo mucho mas cabello que tú!, si pierdo ¡tienes derecho a raparme por completo! Solo de pensar que la podría rapar me puso muy cachondo ya que tenía la fantasía de rapar a una chica, mis calificaciones siempre eran mejores así que no dudé en decirle: ¡acepto la apuesta!, fuimos con una amiga de ella para tener un testigo de nuestra apuesta, su amiga se llamaba Cindy, ella era una rubia de ojos azules que me gustaba mucho, le dijimos en que consistía la apuesta y ella a pesar de aceptar ser el testigo nos dijo: ¡están locos!, pero si eso es lo que quieren me divertiré mucho cuando alguno de los 2 pierda y tenga que cumplir con la apuesta.
No faltaba mucho para los exámenes y me puse a estudiar para ganarle a Lani. cuando ya era la semana de exámenes algunas chicas comenzaron a decirme que esperaban que yo perdiera la apuesta con Lani para que dejara de parecer niña, al parecer la escuela se fue enterando de la apuesta sin que yo lo supiera, nunca imaginé que eso sería lo que provocaría que yo perdiera la apuesta por ponerme nervioso para los exámenes. Estaba por terminar la semana de exámenes y Lani no dejaba de fastidiar con que ya quería que terminara todo para poder cobrar su premio, hicimos el último examen que nos faltaba y nos entregaron calificaciones de los anteriores, estábamos empatados y el que decidiría todo era el último que habíamos hecho. Tuvimos que esperar a recibir aquella calificación y yo me sentía seguro de haber ganado pero cuando la recibimos me sorprendí mucho porque Lani había salido mejor pero era por una décima, no podía creer que hubiera perdido, por suerte esa calificación la habíamos recibido por mail durante la tarde, así que no tuve que pagar rápidamente la apuesta, aquel día no dormí muy bien por andar pensando en como me sacaría del problema, tenía mucho miedo de pagar y al siguiente día había que ir a la escuela, me anduve escondiendo de Lani aunque ella parecía no tener intención de decirme nada, en la salida una chica me detuvo para preguntar unas cosas sobre la escuela, yo quería irme lo más rápido posible de ahí pero no se pudo, cuando me distraje llegó Cindy para despedirse porque tenía que irse a su casa, en ese momento sentí como me jalaron la mochila de la nada y escuché en mi oído las palabras: ya te encontré, ¡vamos para que pagues t apuesta cariño! No podía hacer nada para irme, ya que Lani tenía mi mochila, así que solo agaché la mirada y dije: está bien, ¡vamos a dónde quieras!
Lani me tomó del brazo y fuimos caminando hasta una peluquería, le pedí en voz baja que me llevara a una estética, pero ella se negó a hacerlo, dijo que no confiaba mucho en mi, por eso ya no podíamos irnos de ese lugar, yo estaba temblando de miedo, y el peluquero terminó muy rápido con el cliente, sacudió el asiento de cuero y preguntó: ¿quién sigue de ustedes? Lani me señaló y me paré de la silla con las piernas temblando, me subí al asiento y el peluquero me puso la capa bastante rápido y algo apretada, sacó un peine, comenzó a pasarlo por mi cabello y preguntó: ¿cómo lo vamos a cortar hoy joven? Lani dijo: ¡coquito,conquito, por favor! El peluquero solo dijo si estaba seguro de lo que ella pedía y solo asentí con la cabeza. El peluquero tomó la maquina, la encendió y sin decirme nada inclinó mi cabeza con algo de fuerza, mi barbilla casi tocaba mi pecho y pude sentir como la maquina iba tocando mi piel mientras se deslizaba por la parte posterior de mi cabeza, la capa blanca comenzó a llenarse de mi cabello negro, no tardó nada en terminar con esa parte, se paró frente a mi, puso la maquina en el centro de mi frente y la empezó a deslizar hasta atrás, pude ver en el espejo como Lani estaba disfrutando mucho aunque yo estaba odiando lo bruscamente que mi cabello era cortado por el peluquero, terminó igualmente rápido con la parte superior y comenzó con los lados, el izquierdo no le duró nada y se pasó al derecho, para esos momentos yo estaba llorando y el peluquero solo dijo: ya falta poco joven ya casi terminamos para que deje de llorar, me molestó mucho que dijera eso porque no lloraba por mi cabello, era mas que nada la impotencia de que me tratara de esa manera. Mi cabeza estaba completamente rapada con la maquina, el peluquero la pasaba por toda la cabeza para asegurarse de que no quedara nada, la pasaba con fuerza como si quisiera que la maquina me arrancara la piel o algo así, terminó y comenzó a pasarme el rastrillo sin ponerme nada para que deslizara mejor, Lani dejó de reírse cuando el realizaba el proceso, le preguntó sin no era mejor ponerme algo pero dijo que ya faltaba la mitad, que no era necesario, terminó de pasar el rastrillo, me puso talco con un tipo cepillo y me quitó la capa, luego dijo: ¡ya quedó cómo lo quería señorita¡, Lani le pagó, me dió mi mochila y nos fuimos del lugar, ella comenzó a tocarme mi cabeza pero se dió cuenta de que me dolía cuando lo hacía, me pidió perdón por no llevarme a otra parte, mi cabeza se veía bastante irritada, Lani se despidió de mi, le mandé un mensaje a Cindy para verla, llegué a su casa y me vió llorando cuando abrió la puerta, le conté todo y me llevó con su estilista que vivía a la vuelta, al llegar ella le contó todo y después de ver mi cabeza, primero me puso algo para después de afeitado, luego me puso una crema que ayudaba para eso y me pidió que fuera al siguiente día para ver si podía hacer algo porque mientras estuviera irritado ella no quería lastimarme mas, al siguiente día cuando volví a ir con Cindy, la estilista dijo que se veía mejor, me volvió a aplicar crema, esperó un tiempo y después me pidió sentarme en la silla de corte, me puso crema de afeitar y comenzó a pasarme la navaja suavemente por la cabeza, al terminar nuevamente utilizó algo para después del afeitado y volvió a aplicarme una crema pero esta era para evitar que mi cabeza no brillara, aparte de que servía para lo de la irritación del día anterior, la estilista y Cindy me comenzaron a tocar la cabeza y ya no me dolía, ahora si se sentía suave.
Al día siguiente Cindy habló con Melania para ver si podía ir a otra parte para seguir cumpliendo con el trato de la apuesta, Melanie dijo que no había problema, ahora si pudo tocar mi cabeza sin que me molestara y dijo que le encantaba verme así, me siguió pidiendo perdón por ir con aquel peluquero y acepté sus disculpas, me dijo que haría algo para compensarlo y después de unos días me dejó raparla en la estética de la estilista de Cindy aunque solo me dejó raparla al 6 porque le dió miedo saber como se vería si la rapaba por completo.
Después de eso nos hicimos amigos y se fue turnando con Cindy para acompañarme a recibir mi afeitada cada semana durante el tiempo que faltaba para terminar de cumplir la apuesta…



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016