3750 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 4.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

el trato con Brenda by FCM historias



Conocí a una mujer llamada Brenda, ella era maestra, tenía el cabello oscuro, lo tenía hasta las caderas, no tenía tan buen cuerpo pero gracias a tener mi gimnasio en casa a ella le interesó ponerse en forma, así que después de unos meses eso fue cambiando. En una ocasión en la que terminamos de entrenar recuerdo que me dijo que a veces le molestaba tener el cabello tan largo por qué perdía demasiado tiempo al arreglarse,, dijo que a veces se le hacía tarde para llegar al trabajo por culpa de su cabello, me preguntó si a mi me agradaría verla con el cabello corto, ella no sabía sobre mi fetiche por querer ver a una mujer cambiando tan radicalmente de look y que a mi me encantaría pasar por un proceso igual, le dije que si me agradaría pero no pensaba que pudiera llegar a pasar, ella mencionó que yo también debía recibir algún corte y hasta metió sus dedos en mi cabello para levantarlo, aquello quedó en solo una conversación sin importancia.
Tuve un problema en los ojos el cual requirió de cirugía, se lo oculté a Brenda por que me dió pena que pensara que tendría que cuidarme el tiempo que no podría ver, me las arreglé para poner pretextos para que llegara a mi casa pero a ella no le agradó eso, hasta que fue a mi casa sin avisarme, cuando se dió cuenta de que tenía unos parches que no me permitían ver se molestó mucho por ocultarle la verdad, no me quedó otra opción que suplicarle por que me perdonara, y al final terminó comprendiendo los motivos por los cuales lo había ocultado, ella sabía de cosas que me podían ayudar mucho mientras estuviera en esa condición, decidió vivir conmigo el tiempo que fuera necesario para recuperarme y me ayudó mucho saber que contaba con ella. Un día ella había salido por la tarde y cuando volvió andaba muy contenta, o al menos eso fue lo que yo sentí, llegó buscándome como si quisiera mostrarme algo, yo andaba en el cuarto revisando unas cosas y ella entró, se paró en la puerta, me dijo que quería que fuéramos a cenar en la sala por qué había llevado algo, me dijo que me esperaría en la puerta para que me guiara y fuera mas fácil, al llegar hasta ella y buscar su hombro sentí que algo estaba diferente en ella, al ir caminando noté que mi mano iba muy libre y no rozaba con nada, cuando llegamos al sillón quise bromear con jalar su cabello pero mi mano tocó su cabeza y al bajarla hacia el cuello me di cuenta que su larga cabellera no estaba, ella se empezó a reír , y me ayudó a ir explorando su cabeza con las manos, yo estaba muy desconcertado pero a pesar de no poder verla me la imaginada muy sexy, tenía el cabello cortado en algo que parecía un corte pixie o creo que así se le llama, tenía unos 2 o 3cm en los lados y parte posterior, la parte de arriba era algo mas larga y se acomodaba para peinarse de lado, su cuello se sentía muy suave. Ella soltó la pregunta: ¿te gusta? mi respuesta fue que si, ella se puso muy feliz y me dijo que se había animado a hacerlo por que yo no podía verla por si no le gustaba, la sensación de pasar mi mano por su cabeza era increíble y suponía que se veía muy bien. Pasó el tiempo que yo debía de poder retirarme los parches pero algo había salido mal, tuve que someterme a otra cirugía que por suerte salió mejor y después de mucho tiempo de espera pude quitarme los parches y volver a ver, para ese entonces a Brenda ya le había crecido el cabello mucho, a mi también Poor que no quise hacerme un buen corte mientras no podía ver, ya que tenía miedo de que no me cortaran únicamente lo que yo quería. Un día que Brenda volvió de la escuela y hacía mucho calor me dijo que extrañaba tener el cabello corto, pero no quería volver a hacerse el corte por miedo a que no me siguiera gustando, traté de convencerla pero no tuve éxito, hasta que ella me dijo que me proponía un trato, el trato si yo quería verla de aquella manera era dejar que ella me eligiera el corte que quisiera y ella se volvería a hacer el pixie, tuve que pensarlo unos días y terminé aceptando, ella me pidió unos días para pensar en mi corte y quedamos en que esperaríamos al viernes para ir y que tuviera el fin de semana para acostumbrarme a mi nuevo corte. Llegó el viernes y fuimos al lugar en el que le habían cortado el cabello la última vez, el lugar era una estética en la que nos recibió una chica de buen cuerpo, no estaba tan bien como Brenda y tenía cabello oscuro y con un corte Bob, al llegar no tenía clientes y Brenda la saludó de muy buena forma, Brenda le explicó el motivo de nuestra visita y la estilista que dijo que podía llamar Andy se puso contenta al saber que Brenda volvería a tener un pixie, Brenda me dijo que ella iría primero así que procedió a sentarse en la silla de color negro, Andy procedió a ponerle la capa blanca a Brenda y le preguntó si esta vez se animaba a que utilizaran maquina a los lados o quería tijeras, Brenda dijo que solo para darme confianza utilizara maquina y Andy procedió a comenzar con la maquina, debo admitir que el proceso de ver a mi chica recibiendo aquel corte ta radical me había excitado bastante, aunque duró menos de lo que yo hubiera querido, cuando le quitó la capa Brenda se levantó, se tocó la cabeza para sentir su corte y fue hasta mi para que pudiera ver de cerca como había quedado, tenía el cuello completamente suave por que se lo habían cortado con la maquina sin protección y luego habían usado navaja, los lados y parte posterior habían quedado ligeramente mas cortos que la vez pasada, no se si eran a un numero 8 o 6 y la parte superior volvía a quedar del largo adecuado para peinarse de lado, después de tocar un rato el corte Brenda me tomó de la mano y me dijo: ¡ahora te toca a ti!, me puse demasiado nervioso, ella me llevó a la silla, le pidió a Andy la capa, me la colocó y luego le dijo a andy que le mostraría una foto de lo que quería para mi, Andy se sorprendió, le preguntó si estaba segura de lo que pedía, me dijo a mi si había algún limite, cómo no lo habíamos establecido dije que no, Andy me dió la vuelta para que no mirara el espejo, dijo que esperaba que no llorara después de mi corte y vi como Brenda se sentaba frente a mi para presenciar mi corte, Andy fue por la maquina, puso un peine, se acercó a mi, levantó mi cabello con la mano izquierda y encendió la maquina, la colocó en la base de mi cuello y cuando la empezó a deslizar en la parte posterior sentí un escalofrío, la capa empezó a llenarse de mi largo cabello y pude ver como Brenda me sonreía mientras disfrutaba ver como iba cayendo mi cabello, Andy siguió dando pasadas hasta que terminó con la parte posterior, yo no podía ver que tanto cabello me quedaba pero tenía la sensación de que no era mucho, Andy levantó con los dedos mi cabello de la parte izquierda y pegando la maquina debajo de la altura de mi patilla comenzó a deslizarla hasta la coronilla. Mi cabello no paraba de caer al suelo y a la capa, yo me sentía indefenso pero no podía pedir que pararan el corte si yo había disfrutado del de Brenda, Andy sin perder mucho tiempo se pasó a mi lado derecho y repitió el proceso, de pronto sentí que Andy levantaba mi flequillo con los dedos y comenzó a pasar la maquina del lado derecho al izquierdo, solo pude ver como mi cabello iba cayendo y dejaba de tapar mi visión, Andy realizó ese proceso muy lentamente y se pudo notar que lo disfrutó mucho, luego se paró frente a mi, puso la maquina en la parte derecha superior de mi cabeza y comenzó a deslizar lentamente la maquina desde mi frente hasta atrás, dió varias pasadas hasta dejarlo todo igual, apagó la maquina, me acarició la cabeza y fue a cambiar el peine de la maquina, mientras hizo eso Brenda se levantó y fue hasta mi para acariciar mi cabeza, se veía muy contenta, cuando Andy volvió con la maquina Brenda pidió disculpas, dijo que podía continuar y fue a sentarse nuevamente. Andy colocó la maquina nuevamente del lado derecho en la parte superior de mi cabeza, la encendió y comenzó a deslizarla lentamente desde la frente hasta atrás de mi cabeza, dió varias pasadas hasta dejar toda la parte superior mas corta, luego rápidamente fue cortando los lados y por último la parte posterior, cuando terminó le pidió a Brenda que revisara si estaba bien así o mas corto mientras ella cambiaba el peine de la maquina, Brenda fue a acariciar mi cabeza y dijo que le parecía bien así la parte superior, Andy encendió la maquina nuevamente, inclinó levemente mi cabeza hacia el lado izquierdo y comenzó a cortar con la maquina desde mi patilla hasta la coronilla, cuando terminó con ese lado pasó al izquierdo y repitió el proceso, yo no podía entender por que no dejaba de caer cabello pero la maquina se sentía cada vez mas pegada a mi cabeza aunque no me desagradaba para nada, cuando Andy se disponía a comenzar con la parte posterior Brenda le pidió que se detuviera, fue hasta mi, tocó con la mano la parte superior, luego los lados y le dijo a Andy si los lados podían quedar aún mas cortos, Andy dijo que si se podía pero quedarían al cero, Brenda le pidió que lo hiciera, andy quitó el peine de la maquina y comenzó a pasarla por la parte posterior, la sensación era increíble, Brenda no dejaba de sonreír y yo trataba de hacer como si no me agradara nada, me salieron unas lagrimas pero no eran de tristeza eran de alegría por que se estaba cumpliendo una de mis fantasías, Brenda me dijo que me tranquilizara, que me veía super lindo, Andy continuó pasando la cero por los lados hasta que terminó, Brenda fue para sentir mi cabeza, me tomó de la barbilla me la levantó, mirándome a los ojos me pidió si podían pasarme la cero en la parte superior, me dijo que le encantaba como se sentían los lados, que ella me visualizaba con toda la cabeza al cero y que de verdad era lo que quería, Andy comentó que para ese momento la parte de arriba estaba a un numero 3, tuve que fingir que no quería que pasaran la cero arriba y acepté que lo hicieran, Brenda me dió un beso, pidió que Andy procediera y mientras Andy lo hacía lentamente me dijo que la perdonara, que ese era el plan original pero intentó otra cosa para ir viendo si me vería bien o no, yo disfruté mucho las pasadas con la cero, estoy seguro que Andy también y después de asegurarse que todo había quedado parejo y solo quedaba un mínimo de cabello de todo el que tenía hasta antes de pisar ese lugar. Andy propuso usar un rastrillo para que mi cabeza quedara suave, Brenda preguntó si eso no era peligroso, Andy dijo que sabía hacerlo, Brenda me miró, sus ojos brillaron y cuando me tocó hablar a mi, solo pude decir que si Brenda quería se hiciera, con la pura mirada Andy entendió y procedió a ponerme crema de afeitar en la cabeza, yo tenía miedo pero Andy se encargó de que lo perdiera conforme pasaba el rastrillo y no me dolía, el sonido del rastrillo quitando lo que quedaba de mi cabello fue algo increíble, parecía que por fin había acabado todo pero Andy volvió a ponerme crema de afeitar y repitió el proceso hasta quedar conforme, terminó el proceso, quitó los restos de crema de afeitar, con cuidado me quitó la capa, todo mi cabello quedó en el piso y antes de que me levantara comenzó a ponerme crema en la cabeza, dijo que a ella en lo personal no le gustaba que la cabeza quedara brillando y con esa crema se evitaba eso, me dijo que podía levantarme, acarició mi cabeza por última vez, Brenda me abrazó, me dió un beso, le preguntó a Andy cuanto se debía, Andy dijo que si prometíamos regresar cada cierto tiempo no nos cobraría en esa ocasión por que disfrutó mucho hacer los cortes, Brenda me acarició la cabeza y dijo: ¡si el promete quedarse de esta manera yo te prometo que me quedaré con este corte para complacerlo¡, en ese momento me vi por primera vez al espejo y después de hacerlo dije: ¡acepto el trato¡ Andy nos dió un tiempo para que regresáramos y nos pidió dejarnos tomarnos una foto para ponerla en la pared para ver si alguna pareja quería intentar hacerse cortes parecidos, nos tomó la foto, salimos del lugar, en el carro cada uno acarició la cabeza del otro, ella prometió compensarme y en casa no les puedo contar todo lo que sucedió…



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016