3750 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 5.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

necesitaba el dinero by FCM historias



Cuando aún estudiaba mis padres me mantenían, ellos pagaban todos mis gastos, tenían dinero de sobra así que sin pedirles permiso gasté mucho mas dinero del que debía, cuando ellos se enteraron de lo que había hecho se molestaron mucho, me quitaron las tarjetas por 2 meses y ellos pagaban mis gastos de forma directa para que no pudiera gastar mas dinero del necesario, estaba conociendo a una chica muy linda que de verdad me interesaba, cuando le dije lo que había pasado no lo tomó a mal y hasta me sugirió que podía intentar trabajar un poco para tener dinero, ella terminó por conseguirme ese trabajo pero no ganaba mucho, estaba acostumbrado a gastar bastante mas dinero de lo que estaba ganando y comencé a pedir prestado, en muy poco tiempo debía dinero a varios de mis amigos, ellos necesitaban que les devolviera lo que me habían prestado pero faltaba la mitad del tiempo de mi castigo para que pudiera pagarles con el dinero de mis padres, me amenazaron con darme una golpiza y comencé a preocuparme, uno de esos días terminé sentado en la banca de un parque, andaba pensando en que podría hacer para pagar y evitar la golpiza cuando llegó una conocida, era prima de la chica que me gustaba, su nombre era Lety, me vió llorando y se sentó a mi lado para tratar de ayudarme, le conté mi problema y después de pensarlo un poco me dijo: oye ¿y si buscas a quien venderle tu cabello¿ le pregunté si pagaban mucho por eso, pero ella dijo que no, que lo había dicho de broma por que lo tenía bastante largo y tal vez alguien podría querer ayudarme, después recordó que en la escuela había una maestra que bromeaba con que algún día me cortaría el cabello para que pareciera hombre, Lety terminó por convencerme de que era buena idea intentarlo aunque podía llegar a perder la oportunidad de andar con su prima por qué lo que mas le gustaba de mi era mi cabello, tuve que decidir si recibir la golpiza o intentar lo que se le había ocurrido a Lety, ella dijo que hablaría con la maestra para ver que tanto estaría dispuesta a ofrecer por quedarse con mi cabello, al siguiente día Lety habló con la maestra, le contó mi problema y le dio la dirección de su casa para que habláramos sin que la escuela se enterara. Lety me acompaño por la tarde para ver si conseguíamos un buen trato, la maestra Carolina nos recibió de muy buena forma en su casa, nos invitó hasta café con galletas y después pasamos a hablar de que que estaba dispuesta a pagar por mi cabellera, ella estaba muy contenta de que fuéramos con ella y después de saber lo que debía me propuso el siguiente trato:
Ella pagaría mis deudas y me podría dar un poco de dinero para que no estuviera tan necesitado, pero a cambio ella me podría rapar si lo creía necesario, también quería que hasta que me devolvieran mis tarjetas yo tendría que mantener mi corte pero para el mantenimiento del corte tendía que ir al menos una vez porcelana a su casa, ya que ella quería encargarse del mantenimiento, le dije que lo pensaría un poco, nos fuimos de su casa y al siguiente día recibí la noticia de que mi castigo se extendería durante otros 2 mese mas de lo acordado por qué habían revisado bien y era mas dinero del que pensaban, quedé muy molesto después de la noticia y no tardé casi nada en marcarle a la maestra Carolina, ella dijo que sería un placer que se cerrara el trato, me dijo que fuera a su casa el viernes para llevar a cabo mi parte del trato, faltaban 2 días para ese viernes y me la pasé muy nervioso por qué nunca me habían cortado tanto el cabello. Llegó el viernes y tuve que ir a su casa por la tarde, la maestra me dijo que si estaba seguro de lo que haría, le dije que sin, me pidió subirnos a su carro y me llevó al lugar de su preferencia, entramos a una estética en la que estaba una chica rubia muy joven, llevaba el cabello suelto, tenía el flequillo por arriba de las cejas y aunque no tenía muy buen cuerpo lo compensaba con lo guapa que era, saludó a la maestra Carolina, mientras yo empecé a familiarizarme con el lugar, tenía unos sillones blancos para espera, una silla de corte que parecía personalizada o al menos esa fue mi impresión por que nunca había visto una de color blanco, las paredes eran rojas, el techo eran azul el piso era blanco, la maestra habló con la chica, mientras yo me senté en los sillones, después de que terminaron de hablar la chica fue a la entrada, cerró la puerta de vidrio y bajó la cortina dellocal, luego fue a lavarse las manos, preparó unas cosas y fue caminando hacia mi, me dijo: ¡hola mi nombre es Melania pero me puedes decir Lani¡, me dió la mano, me pidió que me levantara y luego me djo: ¡vamos a mi silla¡ Estaba tan sorprendido por su amabilidad y dulce voz que solo hice lo que me pidió como si estuviera poseído, me ayudó a sentarme en la silla blanca, me puso algo en el cuello y al ponerme la capa dijo: ¡tienes muy bonito cabello, ya necesitabas un corte¡, la maestra Carolina solo sonreía frente al espejo, fue a tocar mi cabello y Lani comenzó a pasar un peine por mi cabeza, cuando terminó de dijo: sé que esto va a ser un poco fuerte para ti pero tu tranquilo, ¡yo no voy a parar aunque te note muy triste para que no sientas que dura demasiado esto! me preguntó si alguna vez me habían pasado una maquina mientras se dirigía a mi con la maquina en mano, yo estaba tan perdido que no respondí nada, ella solo se reía y de pronto sentí los dedos de su mano levantando mi cabello en la parte posterior, encendió la maquina y al escuchar el zumbido se me detuvo el corazón por un segundo, sentí un escalofrío por mi cuerpo, ella lo notó y esperó un poco luego dijo: ¡ahora si vamos a empezar¡ y puso la maquina pegada a la base de mi cuello, sentí como la maquina casi tocaba mi piel y hacía cosquillas mientras iba cortando mi cabello, ella dijo que tenía unos 20cm pero después del corte no estaba segura de que quedara mucho, continuó dando pasadas por la parte posterior mientras levantaba mi cabello para facilitar el deslizamiento de la maquina, el ritmo al que deslizaba la maquina por mi cabeza era algo lento, parecía que intentaba hacer que yo sufriera por perder mi cabello. Cuando el cabello de la parte posterior quedó completamente corto Lani pasó sus uñas por esa parte y luego de sonreírme levantó el cabello de la parte derecha, puso la maquina a la altura de donde terminaba mi patilla y comenzó a subir la maquina lentamente, ella parecía estar disfrutando mucho del momento mientras yo trataba de que me agradara la sensación de la maquina cortando mi cabello para no ponerme a llorar, cuando terminó con mi lado derecho se pasó al izquierdo y fue repitiendo el proceso, yo comencé a disfrutar un poco del corte aunque poco a poco no me reconocía en el espejo. Cuando Lani terminó ese lado me sorprendí al mirar la capa, estaba completamente llena de cabello y aún faltaba la parte de arriba, Lani se dió cuenta de mi asombro y dijo: no parecía que tuvieras esa cantidad, ¡pensé que solo estaba largo¡, si va a valer la pena el trato con la maestra.
Lani levantó mi flequillo, puso la maquina sobre mi frente y la pasó de derecha a izquierda lentamente, mi flequillo fue cayendo sobre la capa y tuve una ligera erección en ese momento, por suerte mi cabello la tapaba sobre la capa, al verme sin el flequillo la maestra Carolina y Lani dijeron que no se vería nada mal el corte terminado, Lani puso la maquina sobre mi frente y después de soltar la frase: ¡vamos con mi parte favorita! comenzó a deslizar la maquina hasta atrás, en cada pasada que daba caía demasiado cabello y ella solo me sonreía, al quitar los últimos mechones que me quedaban Lani apagó la maquina, yo pude ver en el espejo que solo me quedaba una mínima parte del cabello con el que había llegado. me puse un poco contento al ver que al menos quedaba algo, Lani fue por lo necesario para levantar mi cabello del suelo, lo comenzó a poner en una bolsa y al quitarme la capa le pidió ayuda a la maestra para echar ese cabello de la capa directamente en la bolsa, cuando terminaron, la maestra fue a sentarse, Lani me volvió a poner la capa, la ajustó pasó sus uñas por mi cabeza, eso me agradó mucho y luego fue por la maquina aunque cambió de peine antes de volver a mi, me dijo: ¡aún no habíamos acabado, falta mucho para que te levantes de esa silla¡, inclinó mi cabeza hasta que mi barbilla casi tocaba mi pecho, puso la maquina en la base de mi cuello y comenzó a deslizarla hasta la altura de mi coronilla, no podía ver que tanto mas corto estaba quedando mi cabello por lo que tuve que resignarme a mi destino, ella dió varias pasadas y luego le preguntó a la maestra si continuaba o quería mas corto todavía, la maestra preguntó si había algo intermedio, Lani respondió que si pero que a ella le gustaría mas pasar a dejarlo todo al cero, la maestra dijo que ya habría tiempo para hacerlo en otra ocasión, Lani aceptó esa respuesta de buena forma, quitó el peine, lo puso en un cajón y volvió a repetir el último proceso pero con la maquina sin protección, aunque había movido una palanca en la maquina, después de terminar con la parte posterior la maestra confirmó que así estaba bien, por lo que Lani continuó con el lado derecho y luego el izquierdo, ella seguía a un ritmo bastante lento, pero era para tratar de que el corte no se terminara pronto, pude ver en el espejo que lo poco de cabello que me quedaba iba desapareciendo de mi cabeza casi por completo, cuando quedaba solo la parte de arriba ella soltó la frase: ¡ya casi terminamos cariño¡ y comenzó a pasar la maquina desde mi frente hasta atrás pero desde la derecha y dando pasadas hasta terminar por la parte izquierda, cuando terminó de quitar los rastros de mi cabello comenzó a dar pasadas por toda la cabeza para asegurarse de que todo estuviera parejo, apagó la maquina, me acarició la cabeza con la mano, luego pasó sus uñas por mi cabeza y me dijo: ¡me encanta como te vez! yo solo le dije gracias y ella fue por una maquina pequeña con la cual dió forma a mis patillas y al resto del contorno de mi cabeza, por último me aplicó crema de afeitar en esa misma área y afeitó con navaja, me limpió con una especie de cepillo, me quitó la capa y volvió a tocar mi cabeza antes de que me dijera que me podía levantar, lo que miraba en el espejo me agradaba mucho a pesar de que no quería hacerlo al principio, la maestra le preguntó a Lani cuanto era del corte pero Lani dijo que no cobraría aunque si pidió que para lo del mantenimiento, ella quería ser quien lo hiciera, la maestra aceptó con gusto, Lani volvió a tocar mi cabeza y de pronto tuve el reflejo de abrazarla, ella acariciaba mi cabeza mientras yo empecé a soltar lagrimas, la maestra se preocupó un poco pero Lani la tranquilizó al decir que me había tardado, que era normal mi reacción, luego me dijo: tranquilo, ¡no te quedaste sin pelo, aún te queda algo! llevó mi mano a mi cabeza y pude sentir que se sentía como papel lija, la sensación fue muy genial, ella nos dijo que nos acordáramos para la siguiente que era un numero 0.5 o media, para que no fuera a quedar diferente. Le dimos las gracias a Lani, la maestra dijo que volveríamos en una semana, nos fuimos del lugar y en el carro de la maestra ella me entregó un sobre con dinero para pagar mis deudas, acarició mi cabeza y al arrancar el carro me dijo: ¡espero que después de que termine nuestro trato sigas manteniendo el corte!, te queda bien, pero en caso de que no quieras hacerlo puedes volver a hacer algún trato conmigo. Mas tarde ese día llegó a mi casa Lety sin avisarme, quería ver mi nuevo corte, al verme se sorprendió mucho de que de verdad lo hubiera echo pero me dijo que le gustaba mucho, aunque no estaba segura si a su prima le agradaría.
El lunes siguiente llegué a la escuela con una sudadera que tenía el gorro pegado y también llevaba un gorro debajo por si acaso para que nadie me viera, la prima de Lety me vió durante un momento libre y me dijo que quería hablar conmigo en privado, fuimos a una parte de la escuela en la que se dividían unos salones y quedaba un pasillo, ella me preguntó el motivo de que anduviera cubierto y le tuve que contar todo lo que había pasado, ella supo que en gran parte lo había echo para poder seguir saliendo con ella sin complicarme mucho y me abrazó, luego me dijo si podía quitarme ella el gorro de la sudadera, dije que si, ella lo hizo hacia atrás y luego me quitó lentamente el gorro que tenía debajo, lo quitó lentamente mientras yo solo le sonreía y después de sorprenderse por mi corte dijo: ¡wow se te ve muy bien¡, me confesó que ella me había querido ver de esa forma desde que me conoció pero tenía pena de decirme y que yo me molestara, sacó una gorra que llevaba en su bolsa y me dijo que era para mi, me dió un beso y me pidió una última cosa, me pidió que fuéramos por la tarde para que me quitaran el resto del cabello, quería aprovechar y que me lo quitaran todo por si no lo volvía a hacer, dije que si iría con ella para quitarme la curiosidad de lo que se sentiría. Por la tarde pasé a su casa por ella, mi sorpresa fue que el lugar que ella eligió era la estética de Lani, al parecer ella iba a ese mismo lugar para sus cortes, Lani terminó contándole lo de la vez pasada y luego me pidió sentarme en su silla, me puso la capa fue por la maquina y me dijo: ¡tienes suerte de cumplir con nuestro trato¡, gracias por dejarme ser quien te rape por completo tu primera vez, puso la maquina sobre mi frente y comenzó a deslizarla hasta atrás cortando el poco crecimiento que había tenido esos días, terminó bastante rápido con la parte superior y pasó la maquina por el resto de mi cabeza a un ritmo mucho mas lento, se aseguró de que todo quedara perfecto, apagó la maquina, le pidió a Sandy que revisara como se sentía, Sandy acarició mi cabeza, luego pasó sus uñas por mi cabeza, Lani también lo hizo y luego Sandy dijo que procediera con el paso final, Lani fue por su crema de afeitar y me la aplicó por toda la cabeza, luego utilizó un rastrillo para irla quitando, el sonido de las navajas quitando los restos de mi cabello fue increíble, Lani volvió a repetir el proceso para que quedara perfecto y cuando ya no quedaba nada me quitó los restos de la crema con una toallita que tenía, mi cabeza se veía completamente blanca y brillaba bastante, Sandy fue a tocar mi nieva cabeza suave y dijo que le encantaba, pero no le gustaba mucho que brillara, se lo dijo a Lani, quien dijo que eso tenía solución, me aplicó una crema y mi cabeza dejó de brillar, Lani me quitó la capa me acarició la cabeza por última vez y dijo: listo ya puedes levantarte, nos recomendó que no era necesario que me afeitara la cabeza, con la cero le agradaba mas como se veía y así no era obligatoria la crema para quitar el brillo, Sandy dijo que lo pensaría, le pagó a Lani, me dió un beso y nos fuimos del lugar. Le pedí a Sandy que fuera mi novia, ella aceptó y habló con la maestra para ponerse de acuerdo de quien me llevaría cada semana por el mantenimiento de mi corte, a la maestra le gustó mas el afeitado así que se fueron turnando una semana cada una, cuando iba con la maestra quedaba afeitado y cuando iba con Sandy quedaba solo al cero, aunque yo disfrutaba un poco mas cuando quedaba afeitado porque Sandy aprovechaba mas mi cabeza afeitada mientras teníamos relaciones ...



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016