3750 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 5.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

la chica del billar parte 3 by FCM Historias


Cindy dejó pasar un poco de tiempo desde la última vez que me llevó a su cuarto de juegos, yo tenía ganas de jugar pero no sabía cómo decirle que fuéramos, estábamos sentados en la sala viendo una película y ella me dijo de pronto: ¡ya te hace falta un corte no!, había sonado bastante mandona y decidí responderle, lo dices cómo si fuera una orden, si no lo pides bien no estoy dispuesto a recibir un corte, apenas terminé de pronunciar las palabras y ella se abalanzó sobre mi, no lograba quitarla de encima y me dijo: ¡vamos a jugar a las malas o a las buenas!, te daré la oportunidad de que decidas que hacer, esperó unos segundos y me dijo: ¿entonces que elijes?
Ella seguía sobre mi, bajó un poco la guardia, la logré quitar de encima, por desgracia tuve que tirarla pero no cayó muy fuerte, estando en el piso le dije: ¡jugaremos cuando yo quiera!, miré sus ojos y se veía bastante molesta, me dijo: ¡será mejor que corras!, se me hizo divertido salir corriendo, lo hice y me dirigí al zotano, lo hice tan rápido que en lugar de esconderme me metí al cuarto de juegos, ella entró y cerró la puerta, dijo: ¡grave error venir a este lugar!, comencé a reírme y le dije: ¡espera, déjame hablar!, ella también estaba agitada y dijo: ¡está bien, te dejaré hablar antes de castigarte!
Tomé aire y le dije: la verdad es que quería jugar pero no sabía cómo decirte, llevaba unas 3 semanas esperando a que me lo pidieras, pero no me gustó tu tono de voz y quise hacerlo un poco divertido, no contaba con que te pondrías como una fiera así que se me hizo fácil responderte, pero si quería estar aquí contigo, a ella se le bajó el enojo, luego se acercó y me dió un beso, nos abrazamos y me dijo: ¡solo tienes que pedirlo y vendremos cuando tu quieras!, boy por unas cosas para hacerlo divertido, se dió la vuelta y aproveché para derribarla, amarré sus manos y le dije: lo siento pero quiero cambiar un poco el juego, esta vez recibiré mi corte pero antes quiero hacerte algo a ti, ella trató de mantener la calma, me dijo: ¿no te parece mas divertido repetir lo mismo de las veces anteriores?, la levanté del piso y la llevé hasta el sillón que ocupaba para afeitarme el cuerpo, la amarré y le rompí la ropa, la rasuré toda con la maquina igual que la vez anterior, ella parecía estar disfrutando cuando lo hice, al terminar la dejé amarrada, fui por algo a su cuarto de juguetes y regresé, utilicé un vibrador para excitarla, después la pentetré hasta que tuvo un orgasmo, cuando terminó la desaté del asiento pero la llevé al baño, después de eso la llevé caminando a su cuarto en el que tenía los juguetes, ella estaba un poco preocupada, le dje que se calmara, la amarré en la cama, la puse en cuatro, había sacado unas cosas de un cajón y luego comencé a hacerle sexo oral, ella se fue estimulando, cuando pensé que estaba lista ella me dijo: ¡quiero que vuelvas a penetrarme!, no dudé en hacerlo y mientras lo hacía ella me dijo: ¡por un momento pensé que sería otra cosa lo que harías, le pregunté: ¿que pensabas?, su respuesta fue: ¡pensé que me cortarías el cabello?, en cuanto terminó de decir aquello se escuchó un zumbido, la penetré mas profundo y luego acomodé su cabello para que no me estorbara, no sabía los niveles de la maquina y decidí no usarlos, le pasé la maquina por toda la parte posterior aunque sabía que me mataría por eso, al principio estaba llorando por su cabello pero luego pareció excitarle, yo la seguí penetrando y luego levanté su cabeza hacia atrás usando el resto del cabello, lamí su parte rapada y se volvió loca, tuvo un orgasmo increíble, continuamos hasta que yo me corrí, esperamos un poco para recuperarnos, la desaté de la cama, le quité las tiras con que la amarré de las manos, ella soltó unas lagrimas mientras tocaba el cabello que estaba en la cama, le pedí disculpas, ella se calmó, se bajó de la cama, fue a darme un beso, se paró detrás y me dijo al oído, ¡pon las manos al frente, lo dijo con una voz que me excitó demasiado, puse las manos al frente, ella comenzó a amarrarme y dijo: eres un chico bueno, gracias por cooperar y no poner resistencia, terminó de amarrarme y me dijo: ¡te portaaste muy mal!, ahora es mi turno de jugar contigo, me llevó caminando hasta el asiento, me amarró, yo estaba muy excitado y ella cortó mi ropa para que no se me ocurriera intentar escapar si me soltaba, después de eso utilizó su boca para estimular un poco mi pene, se sentó sobre mi haciendo que la penetrara, tenía la afeitadora corporal en la mano y aunque no fuera lo mas cómodo se las arreglo para ir afeitando mi torso por la parte de enfrente, aquello me tenía por las nubes, ella se bajó para continuar con las otras partes, me dió la vuelta hizo la parte de atrás y solo dejó la parte del pene y bolas, eso lo hizo con un protector de la maquina, cuando terminó usó algo para elevar mis piernas y quedó libre mi pene, lo estimuló con la lengua, luego se lo metió a la boca y me hizo la mejor mamada de mi vida, lo succionó tan fuerte que creí que me había vaciado por completo, aquello se sintió genial, me liberó del asiento, me llevó al baño, abrió la regadera para quitarme los bellos del cuerpo, luego me secó y me llevó a su silla de corte, me amarró y fue por la maquina, antes de eso me dió varios besos estábamos bastante calientes, ella me dijo: ¡tenía planeado otro corte pero te portaste mal!, vas a tener que atenerte a las consecuencias de cortar mi cabello, le dije: ¡pero te gustó y no lo puedes negar!, me sonrió y dijo: ¡sí, me gustó mas de lo que pensaba!, pero eso no quita que lo hiciste sin preguntarme, había muchas probabilidades de que te dejara si lo pedías pero te gusta complicar las cosas, ¡ahora aguanta el castigo sin decir nada. Giró la silla para que no vea lo que está por hacer, enciende la maquina, inclina mi cabeza al frente, comienza a pasar la maquina desde la base de mi cuello hasta la coronilla y comienzo a excitarme, ella la pasa lentamente por toda la parte posterior sin darme alguna pista de que tan corto lo está dejando, lo siguiente que hace es cortar detrás de mi oreja derecha, se pasa a la izquierda, no entiendo el porqué no comienza cómo siempre con los laterales pero después de un momento se detiene y me quita la capa, me ayuda para levantarme de la silla, me vuelve a llevar al asiento ajustable y me recuesta sobre él, comiza a sonreírme y me dice: ¡espero que estés listo!,, no entendía a que se refería pero se montó sobre mi sin pensarlo, tomó mi pene y se penetró, mientras la estaba penetrando ella encendió la maquina que tenía en la mano, movió ligeramente mi cabeza para poder maniobrar y comenzó a cortar desde mi patilla hasta la sien, aquello era increíble, ella notó que me gustaba pero al mismo tiempo me preocupaba, no sabía que corte estaba haciendo aunque en esa posición no creí que pudiera hacer uno que no fuera raparme, cuando terminó con el lado derecho se pasó con el izquierdo, repitió el proceso hasta que dijo: ¡ya tenemos tres lados iguales!, antes de que dijera algo mas, le pedí que no cortara la parte superior, ella me miró y dijo: ¡no pensaba hacerlo pero verte suplicar me hace querer intentarlo!
Con una mano logró levantar un poco mi cabeza y con la otra puso la maquina sobre mi frente, dijo: ¡despídete de tu cabello bonito!, la maquina se deslizó hacia atrás cortando los tres meses de crecimiento que tenía hasta ese momento, siguió deslizando la maquina hasta que todo quedó parejo, nunca había tenido el cabello tan corto y estaba preocupado por cómo me vería, Cindy dió algunos entones y logró hacer que me corriera, cuando lo logró se notaba su cara de satisfacción, espero a que terminara, me levantó, me hizo quedar sentado en el asiento y encendió la maquina, la comenzó a pasar por toda mi cabeza, yo quería llorar, Cindy apagó la maquina, pasó su mano y sus uñas por mi cabeza, me dijo: ¡te vez muy bien!, pensé que sería peor pero me equivoqué, parece premio, yo pensaba que estaba jugando, me levantó la cara y me dió un gran beso, me dijo: ¡me encanta cómo te vez!
Me ayudó a levantarme, me llevó al baño, encendió la regadera y nos bañamos juntos aunque yo seguía amarrado, cuando terminamos me secó con una toalla y después me cubrió los ojos, fuimos a su cuarto que tenía juguetes sexuales y ahí me paró frente a un espejo de cuerpo completo, me quitó las esposas, y luego me dió la vuelta, me quedé sorprendido al verme en el espejo, casi no tenía cabello, quedaba una ligera sombra en mi cabeza, me veía bastante bien y se notaba un poco mas el entrenamiento que hacía, Cindy fue para acariciar mi cabeza, dijo: ¡se siente genial!, ¿te gusta tu nuevo look?, mi respuesta fue: ¡sí, me gusta mucho, le pedí disculpas por lo de su cabello , ella dijo: ¡pues creo que me lo merecía por querer jugar sola sin consultarte!, le di un gran beso, la cargué y le dije: ¿puedo volver a lamer tu nuca?, ella se puso roja y me respondió: ¡sí, si puedes hacerlo!
La bajé sobre la cama, quedó en la orilla, la puse en cuatro y la penetré mientras tiraba de su cabello restante, lo hice hasta que se corrió, la empujé en la cama y me tiré sobre ella, estando acostados me dijo: ¡no tienes mal gusto con los cortes, pero no me agrada tanto el corte que me hiciste, mañana iré para que corten el resto y espero que te guste el resultado, le di un beso y le dije: ¡yo sé que me va a gustar!
Al siguiente día cuando volví del trabajo me llevé la sorpresa de que Cindy llevaba el cabello oscuro, corto por arriba de los hombros y su nuca estaba rapada, al verme me dijo: ¿te gusta mi nuevo estilo?, mi respuesta fue: ¡sí, me gusta mucho!
Se acercó, me dió un beso y dijo: ¿quieres jugar un poco?, la tomé de las piernas y la llevé al cuarto con los juguetes para divertirnos un rato, fue aún mejor que lo de anteriores ocasiones y me prometió que los próximos juegos serían mas divertidos.



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016