3750 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 5.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

corte a la fuerza by FCM Historias


Cindy era una chica muy atractiva, era rubia, de ojos azules, test blanca, era algo alta y solía ir al gym, la conocí en una ocasión que la dejaron plantada, yo le hablé y algo de mi le llamó la atención, terminamos saliendo ese día y nos pasamos nuestros números, la fui invitando a salir y todo marchaba bien pero ella tenía muchas ganas de cortarme el cabello, yo no quería pero en una ocasión que estábamos discutiendo por una tontería ella me dijo: ¡vamos a apostar!, yo me dejé llevar y le dije que si, ella buscó con su teléfono y encontró lo que buscábamos, acababa de perder la apuesta y me puse muy nervioso, ya era tarde y supuse que me perdonaría la apuesta, pero ella estaba muy contenta y fue por su bolsa, me jaló del brazo y salimos de su casa en busca de un lugar para saldar la deuda de la apuesta, caminamos un poco, y estaba cerrado el lugar, yo no dejaba de reír, ella siguió caminando y de pronto escuché que le gritó a alguien, yo no entendí pero cruzamos la calle y de pronto vi unos colores característicos en la pared de la entrada, pasamos por una puerta de vidrio y pude ver el lugar al cual temía tanto, había una silla de peluquería negra, el piso parecía tablero de ajedréz, los muebles eran de color negro y las paredes eran azules, se me secó la garganta y ella me soltó, corrió para cerrar la puerta y me ganó, se quedó parada y escuché una voz que dijo: ¡llegaron a tiempo, estaba por cerrar!, me giré para mirar y vi a una chica de test blanca, un poco mas alta que Cindy, ojos cafés, cabello oscuro y largo, con el flequillo sobre las cejas, tenía unos celos increíbles y un trácelo bastante formado, me sonrió y dijo: ¡siéntate en la silla!, negué con la cabeza y fue por algo a su cajón, Cindy me distrajo y lograron jalarme a la silla, en cuanto me sentaron me amarró las manos a la silla y luego fue por otro cinturón, lo pasó por detrás y me sujetó de la cintura, me dijo que no recomendaba que me moviera mucho porque podía lastimarme, le hice caso y volvió con un peine para desenredar mi cabello, no dejaba de sonreír y le preguntó a Cindy: ¿tú vas a elegir el corte verdad?, -¡sí, perdió una apuesta conmigo!, fuimos a otra parte pero estaba cerrado y cuando vi este lugar te grité para que no cerraras, -¡los cortes por apuesta son mis favoritos!, fue por la capa y una tira, me colocó la tira y cuando me puso la capa blanca preguntó: ¿como se lo corto entonces guapa?, ¡todo!, lo quiero bien cortito, supliqué para que no me rapara y dijo que no me preocupara, descolgó la maquina y puso un protector en la maquina, vi como le brillaban los ojos a Cindy, no había escapatoria, ella se acercó con la maquina hasta mi lado izquierdo, dijo que se llamaba Susana pero podíamos llamarle Susi, metió sus dedos entre mi patilla, la levantó y con ese movimiento inclinó mi cabeza a la derecha, puso la maquina bajo mi patilla y la subió hasta la sien, un montón de cabello cayó sobre la capa, yo solo resistí como pude y ella dio otra pasada, la capa comenzaba a llenarse y Cindy dijo: ¡por fin podré verte sin todo ese cabello!, ¡siempre quise quitártelo todo!, Susi comenzó a reír y le dijo: ¡a mi me encantan sin cabello!, moví la mirada como si quisiera decirle que se callara, comenzó a cortar detrás de mi oreja y no dejaba de caer cabello con cada pasada, me soltó y se pasó del lado derecho para repetir el proceso, yo solo pensaba que sería el peor corte de mi vida, rápidamente pasaba la maquina como si siempre lo hubiera estado esperando, Cindy no dejaba de disfrutar y Susi le tapó la vista al pararse detrás, ella se movió para mirar lo que seguía, Susi inclinó mi cabeza al frente, levantó lo que tapaba mi cuello y pasó la maquina hasta mi coronilla, aquello no se sintió nada mal, sobre todo porque pegó sus grandes pechos contra mi espalda, eso me provocó una leve erección y con la sensación de la maquina era bastante agradable, ella siguió dando pasadas y me dijo: ¡ya quedó bastante cortito!, aunque yo quiero más, terminó de cortar la parte posterior y Cindy le dijo: ¡quiero verle la cabeza!, le insistí en que no lo hicieran pero Susi dijo que ella solo seguía ordenes, Ciindy me pidió que no opinara si no me lo pedía y tuve que aguantarme, no debí apostar con ella, pero me ganó el morbo y me dejé llevar, Susi comenzó a pasar nuevamente la maquina por la parte posterior y le preguntó si estaba bien así a Cindy, dijo que si, Susi siguió y cada que podía pegaba sus pechos para provocarme, Cindy lo dejó pasar y siguió mirando como me despojaban de mi cabello, estaba disfrutando más de lo que había pensado, la sensación de la maquina era agradable cuando te acostumbrabas, Susi terminó los tres lados y Cindy fue a tocar la parte cortada, su sonrisa era la mejor que le había visto hasta ese momento, movió las piernas de una manera extraña y le dijo a Susi: ¡déjale un poquito más arriba!, esta fue por el protector necesario, puso su mano en mi nuca y con la otra pasó la maquina desde el frente hasta atrás, aquello fue demasiado para mi, cayó tanto cabello que no podía acrecerlo, pero era muy confuso lo que me pasaba bajo la capa, ella siguió dando pasadas lentamente hasta no dejar nada por cortar, pasó la maquina para seguirme provocando y luego comenzó a unir la parte superior con los lados y parte posterior, fue por algo al mueble y Cindy aprovechó para tocar mi cabeza, dijo que se sentía muy bien, yo estaba algo triste pero seguía algo exhitado, Susi volvió con la maquina pequeña que era mas ruidosa y fue cortando el contorno, luego me aplicó crema de afeitar y utilizó una navaja para afeitarme, se sintió muy bien la navaja y ella hizo un comentario que no me esperaba: ¡te verías muy bien sin nada y la navaja en la cabeza se sentirá genial!, Cindy se quedó pensando pero al ver mi cara dijo que ya habría otra oportunidad para eso, que de momento era suficiente con eso, me quitó los restos de la crema, y me quitó la capa, ¡ya quedaste listo!, yo no podía creer que casi me lo hicieran cortado todo, Cindy me abrazó, acarició mi cabeza y me besó, al hacerlo comenzó a reírse y me volvió a besar, pagó el corte, nos despedimos de Susi que dijo que esperaba que volviéramos pronto y Cindy le aseguró que lo haríamos, al salir del local me dijo que nos fuéramos rápido a su casa para compensarme por mi corte, me bañé al llegar y luego tuvimos las mejores relaciones de la vida, ella me pidió que conservara el corte pero le dije que lo pensaría, por último dijo: ¡si lo cortas más todo mejorará…



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016