4381 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 2.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

estética de los fetiches 2 by FCM Historias


No sabía que hacer, estaba preocupado por lo de la siguiente parte, nos llevaron a otro cuarto más pequeño, había unos asientos extraños, eran como los de dentista, miré a Leidy preocupado, dijeron que esperáramos un poco, ambas salieron del lugar, -¿tú sabes que es lo que sigue?, le pregunté, -creo que si, aunque pensé que eso era a petición, parece que no es así, tocó mi nuca, -se siente increíble!, -dime que es lo que nos van a hacer, -¡supongo que recortar o depilar el bello corporal, -¿estás bromeando verdad?, -quisiera que fuera broma, perdón por meterte en esto, te lo compensaré de alguna manera, las chicas volvieron, -¿irá uno primero o quieren que sea al mismo tiempo?, -iremos uno por uno, él nunca ha hecho algo como esto y quiero ayudarle a sobrellevarlo, pasaré yo primero, Leydi tomó su lugar en uno de los asientos, se fue quitando la ropa y la guardaron, Tania fue por una silla para que pudiera sentarme si lo deseaba, -¿vas a querer cera o pura maquinilla?, -maquina por favor, no podía creerlo, estaba a punto de presenciar como le quitaban el bello a Leidy, cada una de ellas tomó la maquina necesaria y comenzaron, creía que aquello no era la gran cosa pero me equivoqué, sentía mucha excitación por ver como iban pasando la maquina por el cuerpo tan trabajado de Leidy, a pesar de que no éramos pareja la veía como si lo fuéramos, Tania apagó su maquina un momento, se acercó a mi, ¿puedes quitarte los pantalones por favor?, -aún no es mi turno, -no importa, quiero que lo hagas, -me da pena, -te dije que no debías tenerla aquí, eres el primero que llega hasta aquí, no voy a permitir que no vivas toda la experiencia, estaba dudando en quitarme los pantalones, no quería que vieran mi erección, Tania los bajó sin darme oportunidad de impedirlo, -¡parece que alguien está muy excitado!, Leti me miró, sonrió pero siguió pasando la maquina en dónde debía, alcancé a notar que Leidy estaba excitada, -¡solo disfruta por favor!, haz lo que te pidan, levanté mis piernas para que Tania terminara de quitarme los pantalones, los fue a guardar y dejó que continuara viendo como continuaban afeitando con la maquina a Leidy, tenía ganas de masturbarme pero logré contener las ganas, poco a poco fueron dejando limpio de bello el cuerpo de Leidy, faltaba poco para que terminaran, cuando solo faltaba su vagina descolgaron algo del techo, sujetaron las piernas y las elevaron, podía ver directamente como escurría un poco de su sexo, Tania fue la que le pasó la maquina para irlo limpiando con cuidado, Leti fue por algo más, pero era la encargada de descolgar las piernas en cuanto fuera necesario, Leidy gimió durante el proceso, no estaba seguro de lo que sucedía pero definitivamente quería volver a presenciar aquello si tenía la oportinidad, Tania terminó de pasar la maquina se alejó, Leti tomó su lugar, preparó el área para ser afeitada con una navaja, aquello fue increíble, Leidy estaba chorreado sin tener relaciones, cuando terminó le echó algo para prevenir irritación y ev atar que le picara cuando creciera, soltó a Leidy, le ayudaron a limpiarse, le ofrecieron darse una ducha rápida, esta aceptó mientras preparaban todo para mi.
Esperaron a que volviera Leidy, Leti se paró detrás de mi, -tranquilo, no te va a doler, subió mi playera para quitarla, quitó la camiseta, -eso no me lo esperaba!, dijo Tania, fue para darme un golpe leve en el abdomen, -¡tu cuerpo va a resaltar mucho cuando terminemos!, tomó mi mano para llevarme al asiento, miré a Leidy suplicando para que no realizaran nada, solo se acercó para acariciar mi cabeza, sin que lo esperara se agachó para darme un beso, -¡ahora si ya pueden comenzar!, -¿igual con maquina verdad?, -mmmmmmmmmm, lo estaba pensando, cuando la miré sonrió, -sí por favor, el alma regresó a mi cuerpo aunque no sabía que se sentiría con la maquina, al menos dolería menos, cada una encendió su maquina, comenzaron por los brazos, aquello se sentía bien, eran muy hábiles con la maquina, pronto terminaron con los brazos, Leidy miraba atentamente lo que hacían, pensé que no estaba tan mal el proceso y relajé mi cuerpo, procedieron con el pecho, mi erección se notaba demasiado, -¡jamás pensé que te podrías poner así por algo como esto!, estás demasiado excitado cariño, Leidy nunca me había hablado de esa forma pero era normal si habíamos mentido con lo de ser pareja, cuando estaban pasando la maquina por mi torso tuve cosquillas, -aguanta lo más que puedas por favor, no te muevas mucho, logré resistir las ganas de verme bruscamente, procedieron a pasar la maquina por mis piernas, me giraron para pasar la maquina por la espalda y otras zonas que eran incomodas de frente, todo se sintió muy bien, continuaron con las axilas,, cuando terminaron levantaron mis piernas igual que las de Leidy, mi pene estaba demasiado erecto, Tania se preparó para limpiar mis genitales, miró a Leidy que miraba como si estuviera poseída, -¿quieres hacerlo tu?, -¿crees que pueda intentarlo?, -claro, de todos modos no hay problema con que puedas cortarlo, la maquina está diseñada para que no lastime, -¡entonces si quiero hacerlo!, Leidy tomó la maquina, se preparó, movió mi pene a un lado para poder limpiar alrededor, di una especie de salto, las tres rieron, Leidy continuó pasando la maquina, aquello se sentía increíble, Leidy disfrutaba tanto como yo, cuado limpió mis huevos pasó sus uñas en esa zona, estuve cerca de correrme, -¿puedo pasar esto por su pene?, -¡claro que sí!, no lo vas a cortar, Leidy movió mi pene de manera en la que facilitara el trabajo de la maquina, mis piernas estaban temblando, ella revisaba si le había faltado algo, con la mano que lo tenía sujetado dio tres moimientos arriba y abajo, logré no correrme, Tania, tomó la maquina, la pasó nuevamente por todas partes para asegurarse de que había quedado bien, apagó la maquina y fue a dejarla, -¡con su permiso chicas!, Leidy tomó mi pene, le pasó la lengua alrededor, se podía notar en mi cara el esfuerzo por no correrme, -¡hazlo ya amiga!, dijo Leti, Leidy lo introdujo en su oca, le pasó la lengua lo succionó tres veces, con eso fue suficiente para que soltara todo mi semen en su boca, aguantó hasta que no salió nada, Leti estaba lista para cuando se lo sacara, cuando lo hizo pasó una toallita húmeda para ir limpiando, esperó a que no volviera a salir nada y liberó mis piernas, -¡buen chico!, dijo Tania mientras acariciaba mi cabeza con su mano, -¡ya quedaste listo!, ofrecieron su ducha para que quedara limpio de cualquier resto que tuviera en el cuerpo, cuando salí me devolvieron mi ropa, Leidy también se había vestido, regresamos a la estética, Leti volvió a peinar a Leidy, le entregó el producto para que pudiera fijar mejor su cabello de lado, salimos para pagar, ella cubrió la cuenta y nos fuimos a su casa, no dijimos nada en el camino, pasamos a su sala, dijo que iría por algo para tomar, volvió con dos cocas bien frías, me miró sonriendo, -¿volveremos a ir verdad?, aún no podía creer lo que pasó en ese lugar, estaba pensando mi respuesta cuando se levantó para acercarse, tomó mi mano, la metió dentro de sus pantalones, su piel estaba completamente suave ahí abajo, -creo que cambiaré la pregunta, ¿quieres ser mi pareja para poder aprovechar lo que me hicieron?, mi erección se hizo evidente, -¡sí, si quiero!, le entregué mi coca para que la sujetara, la cargué, me indicó en que lugar estaba el cuarto y tuvimos relaciones como nunca en mi vida…
Al otro día llegamos al trabajo, todos se sorprendieron, las chicas felicitaron a Leidy por su corte y por convencerme de cortar mi cabello que tanto les molestaba, cuando nos vio la amiga que nos recomendó el lugar nos felicitó por ir, aunque lo hizo en secreto para que nadie supiera, -¡ya somos pareja!, le confirmó Leidy, no paró de soltar un discurso sobre cuanto nos tardamos en serlo pero valió la pena esperar para ello…



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016