3389 Stories - Awaiting Approval:Stories 0; Comments 5.
This site is for Male Haircut Stories and Comments only.

el corte by antony


Por asuntos laborales me hallaba fuera de mi ciudad de residencia, y así sería por lo menos por tres meses. Estaba tratando de adaptarme al nuevo ritmo de una ciudad más pequeña.Luego de unas semanas decidí que era necesario un corte de pelo, motivo por el cal debí buscar una barbería local. La tarea no sería fácil porque soy muy meticuloso con mi cabello, que si bien no lo uso largo, lo cuido mucho.
Primero traté de ubicar en el casco de la ciudad las barberías que allí hubiese y luego , por apariencia elegiría la más conveniente. Siempre fui creyente de los viejos peluqueros con bastante experiencia y no de esos jóvenes que , valiéndose de una clipper eléctrica se sienten capaces de abrir un salón. Localicé una vieja pero cuidada barbería a pocas cuadras de la terminal de buses y allí me dirigí el día que tomé la decisión.
En verdad era antigua, pues desde afuera , y a través del ventanal podía verse el sillón antiguo de cuero rojo , algunas sillas de espera, el gran espejo y un mueble con las herramientas de trabajo perfectamente acomodadas.El local no tenía ningún cliente y no me animé a ingresar , victima del miedo a lo desconocido, entonces continué hacia la esquina y prendí un cigarrillo como para darme coraje ( quería ver en acción a mi nuevo barbero antes de entregarle mi cabeza). Estaba fumando cuando observé que ingresaba a la peluquería una señora con un niño de unos 10 años. Era entonces mi momento pues podría ver trabajar al peluquero. Llegué a la puerta del local y entré en el momento en que el regordete barbero de unos 70 años le colocaba una capa blanca al niño sentado en una silleta en el centro . La capa era enorme, tanto que lo cubría casi por completo. Me senté en una silla de espera dispuesto a observar la acción.
El barbero preguntó que como sería el corte a lo que la señora respondió , casi como al descuido, ¨ americana al ras¨. Noté en la cara del peluquero una mueca como de disfrute. Comenzó su trabajo con una tijera de entresacar y le cortó casi todo el pelo, cubriendo la tela con abundantes mechones de cabello. Luego con una maquina cortapelo antigua empezó por la nuca del niño sujetando la cabeza hacia abajo con su mano izquierda. La maquina iba dejando franjas rapadas hasta la coronilla y en cuatro pasadas a contrapelo dejó la nuca casi en blanco. Repitió la operación a los costados y cambió de maquina para la parte superior , apoyándola en la frente del joven y recorriendo toda la cabeza hacia atrás. El largo del cabello había quedado a dos milímetros en la nuca y un poco más largo en la cima de la cabeza. Juro que al ver al niño rapado me causó como un espanto y a poco estuve de salir del local como huyendo de esas maquinas devoradoras de cabello. Le quitó el cabello cortado con un cepillo y con una navaja le emprolijó la nuca. Buscó la conformidad de la madre acerca del corte , pero ésta quería algo mas corto en la nuca, entonces el barbero, sin contemplaciones, usando una maquina del doble cero rapó por completo la nuca del muchacho dejandola al ras a medio milímetro. Así sí la madre quedó conforme y se marchó con el niño luego de abonar. Mi corte será motivo de otra historia.



Your Name
Web site designed and hosted by Channel Islands Internet © 2000-2016